24 de abril de 2017 | Actualizado: Lunes a las 21:30
Especialidades > Neurología

El ‘engaño’ inmunológico se postula como terapia en esclerosis múltiple

Se trata de un tratamiento probado en ratones presentado en el encuentro anual de la Sociedad Americana de Química

El ‘engaño’ inmunológico se postula como terapia en esclerosis múltiple
Redacción
Miércoles, 05 de abril de 2017, a las 09:10
Un equipo de científicos de la Universidad de Maryland ha logrado engañar al sistema inmune de ratones con parálisis por la esclerosis múltiple, según un estudio presentado en la 253ª Reunión Anual de la Sociedad Americana de Química (ACS) que se está celebrando en San Francisco (EE.UU.).

El estudio muestra cómo un tratamiento experimental aplicado a estos ratones enfermos es capaz de ‘reeducar’ a las células del sistema inmune para que dejen de destruir la mielina, la membrana que recubre las células nerviosas que si se daña puede provocar parálisis en los miembros del cuerpo. Por tanto, con la reeducación de estos linfocitos T en su cese de ataque a la membrana, el organismo acaba produciendo mielina para revertir el daño causado por la esclerosis múltiple y el animal acaba recuperando su capacidad de movimiento.

“El problema con las inmunoterapias actuales es que no son específicas, actúan ampliamente comprometiendo todo el sistema inmunológico y no se centran únicamente en aquellas células inmunes responsables del daño”, explica Christopher Jewell, director de la investigación.

Para llevar a cabo el estudio, los autores se centraron en los ganglios linfáticos como posible diana para generar una respuesta inmune específica, e inyectaron moléculas orgánicas en los ganglios linfáticos de los ratones enfermos. Poco a poco, las partículas reprogramaron el entorno del tejido linfático para generar células inmunes que viajaran al cerebro y detuvieran el ataque contra la mielina y, de esa forma, los ratones volvieron a caminar.

Un segundo estudio para otras enfermedades autoinmunes

Los investigadores ya están trabajando en un segundo estudio para evaluar el efecto en otras enfermedades autoinmunes, como en los trasplantes o en la diabetes tipo 1, en la que el sistema inmune ataca el páncreas.

Además, según los expertos el siguiente paso será probarlo en simios y después se estudiarán las posibilidades de aplicarlo en humanos.