28 de julio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 16:20
Especialidades > Neurología

El consumo diario de bebidas light triplica el riesgo de ictus y alzhéimer

Un estudio relaciona la ingesta de bebidas azucaradas artificialmente con una atrofia cerebral

El consumo diario de bebidas light triplica el riesgo de ictus y alzhéimer
Redacción
Viernes, 21 de abril de 2017, a las 10:40
Las personas que toman diariamente refrescos dietéticos tienen casi tres veces más probabilidades de desarrollar un accidente cerebrovascular y alzhéimer que los que no consumen bebida light, según un estudio publicado en las revistas Alzheimer's and Dementia y Stroke.

Los datos revelan además que aquellos que consumen con más frecuencia estas bebidas edulcoradas o zumos de frutas son más propensos a tener una memoria más pobre, volúmenes cerebrales globales más pequeños y un hipocampo inferior, la zona del cerebro importante para la memoria.

"Nuestros hallazgos sugieren un riesgo hasta tres veces mayor de accidente cerebrovascular isquémico, donde los vasos sanguíneos del cerebro se obstruyen y demencia por enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia", explica Matthew Pase, investigador del Departamento de Neurología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston (BUSM), Estados Unidos, y subraya que los resultados indican “una asociación entre la mayor ingesta de bebidas azucaradas y la atrofia cerebral”.

Los autores sometieron a cerca de 4.000 participantes del Estudio de Salud de Framingham (FHS) mayores de 30 años a pruebas de imagen por resonancia magnética y a distintos test cognitivos. Y también llevaron a cabo un seguimiento durante 10 años de 2.888 participantes mayores de 44 años para analizar la relación entre el consumo de estas bebidas y el ictus y de 1.484 participantes mayores de 59 años para evaluar una posible asociación con la demencia.

Los resultados constataron los perjuicios para el cerebro que conlleva el consumo de refrescos, zumos y bebidas azucaradas. Un efecto negativo que, según indican los autores, no se explican por la posible presencia de enfermedades preexistentes, caso de las patologías cardiovasculares, la diabetes o la hipertensión arterial. “Las personas que consumen refrescos ‘light’ de forma más habitual también son más proclives a ser diabéticos, lo que se cree que aumenta su riesgo de demencia. Sin embargo, incluso después de excluir a los diabéticos del estudio vimos que el consumo de refrescos dietéticos seguía asociándose con el riesgo de demencia”, explica Pase.

Cautela con el azúcar y el edulcorante

Se sabe que el exceso de azúcar tiene efectos adversos sobre la salud. A menudo, se alude a los refrescos dietéticos como una alternativa más sana a la bebida regular, pero tanto el azúcar como el consumo de bebidas azucaradas artificialmente se han relacionado con factores de riesgo cardiometabólico.

Aunque los investigadores sugieren que las personas deben ser cautelosas acerca de consumir regularmente refrescos de dieta o bebidas azucaradas, es prematuro decir que sus observaciones representan causa y efecto. Se necesitan otros estudios para analizar si dar a las personas edulcorantes artificiales provoca efectos adversos en el cerebro.