24 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Especialidades > Neurología

Dar el pecho protege contra la esclerosis múltiple

El estudio no demuestra que la lactancia sea responsable de un menor riesgo, solo muestra la asociación

Dar el pecho protege contra la esclerosis múltiple
Redacción
Jueves, 13 de julio de 2017, a las 13:50
Las madres que amamantan a sus hijos durante un total de, al menos, 15 meses en uno o más embarazos son menos propensas a desarrollar esclerosis múltiple, en comparación con aquellas que no amamantan en absoluto o lo hacen solo durante cuatro meses, según concluye un estudio publicado en Neurology.

“Este es otro ejemplo de un beneficio para la madre de la lactancia materna”, afirma la autora del estudio, Annette Langer-Gould, miembro de la Academia Americana de Neurología. “Otros beneficios para la salud incluyen menor riesgo de cáncer de mama, cáncer de ovario, diabetes tipo 2 y ataque al corazón”, agrega.

Las mujeres con esclerosis múltiple tienen significativamente menos recaídas durante el embarazo o mientras están amamantando exclusivamente. “Muchos expertos han sugerido que los niveles de hormonas sexuales son responsables de estos hallazgos, pero tenemos la hipótesis de que la falta de ovulación puede desempeñar un papel, por lo que queríamos ver si tener un tiempo más largo de lactancia materna o menos años totales de ovulación de una mujer podría estar asociado con menor riesgo de esclerosis múltiple”, detalla Langer-Gould.

El estudio incluyó a 397 mujeres con una edad promedio de 37 años que fueron diagnosticadas recientemente con esclerosis múltiple o su síndrome precursor, clínicamente aislado, y se les comparó con 433 mujeres sanas emparejadas por raza y edad. Las mujeres recibieron cuestionarios en persona sobre embarazos, lactancia materna, uso de anticonceptivos hormonales y otros factores.

Hasta más de un 50 por ciento menos de riesgo

Las mujeres que habían amamantado a uno o más niños durante un tiempo acumulado de 15 meses o más eran un 53 por ciento menos propensas a desarrollar esclerosis múltiple o el síndrome clínicamente aislado que las que tenían un total de cero a cuatro meses de lactancia. Un total de 85 mujeres sanas habían amamantado durante 15 meses o más, en comparación con 44 de las mujeres con esclerosis múltiple. Para las mujeres sanas, 110 amamantaron de cero a cuatro meses, en comparación con 118 de las mujeres con esclerosis múltiple.

Las mujeres que tenían 15 años de edad o más en el momento de su primer ciclo menstrual presentaban un 44 por ciento menos de probabilidades de desarrollar esclerosis múltiple más tarde que las mujeres que tenían 11 años de edad o más jóvenes en el momento de su primera menstruación. Un total de 44 de las mujeres sanas tenían 15 años o más en la primera menstruación, en comparación con 27 de las mujeres con esclerosis múltiple.

Además, 120 de las mujeres sanas tenían 11 años de edad o menos cuando experimentaron la primera menstruación, en comparación con 131 de las mujeres con esclerosis múltiple. El número total de años que una mujer ovuló no estuvo asociado con el riesgo de esclerosis múltiple y tampoco se detectaron otros factores que formaran parte de ese cálculo, como el número de embarazos, el uso de anticonceptivos hormonales y la edad al primer parto.

Langer-Gould señala que el estudio no demuestra que la lactancia materna es responsable del menor riesgo de esclerosis múltiple; solo muestra la asociación. Entre las limitaciones del estudio están que se pidió a las mujeres que recordaran la información de años anteriores, por lo que tal vez no lo hayan recordado todo correctamente y que no se analizaron las razones para no amamantar o dar el pecho solo durante un corto periodo de tiempo.

“Este estudio proporciona más pruebas de que las mujeres que son capaces de amamantar a sus bebés deben ser respaldadas para hacerlo. Entre los muchos otros beneficios para la madre y el bebé, la lactancia materna puede reducir el riesgo futuro de la madre de desarrollar esclerosis múltiple”, afirma la investigadora.