Un grupo de neurocirujanos logra extirpar tumores cerebrales preservando el área del lenguaje de los pacientes

Bellvitge desvela por qué personas políglotas cambian de lengua sin querer
Andrés Gabarrós Canals, jefe del servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario de Bellvitge.


25 jun 2022. 12.05H
SE LEE EN 4 minutos
La preservación del área del lenguaje durante la cirugía es un factor esencial para evitar déficits neurológicos permanentes. Una unidad multidisciplinaria del Hospital de Bellvitge no solamente logra preservar mejor esta área en concreto, sino que gracias a la resonancia magnética funcional y a la reconstrucción de fibras que transportan información de un lugar a otro queda demostrado que los pacientes evolucionan favorablemente tras ser operados. Otro descubrimiento realizado por el hospital barcelonés es la función que realiza el área motora suplementaria en relación al lenguaje: En las personas bilingües o poliglotas el lenguaje que se quiere usar está predeterminado en esta área en específico.

El uso de estas dos técnicas ha sido clave para lograr resultados más que prometedores, y Andrés Gabarrós Canals, jefe del servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario de Bellvitge, afirma en Redacción Médica que “cuando se opera los investigadores sabemos qué nos encontraremos y permite hacer una planificación más acurada en el quirófano. Estos pacientes los operamos despiertos y necesitamos que hablen para identificar las zonas del lenguaje. Hacemos una pequeña estimulación eléctrica para ver esta actividad, generando un mapa cerebral del lenguaje. Una vez identificadas estas zonas las podemos preservar mientras extirpamos los tumores cerebrales”.


"Hemos encontrado áreas del lenguaje que se encargan de querer cambiar voluntariamente de una lengua a otra"




El bilingüismo es una realidad en Catalunya, por lo que la mayoría de paciente sometidos a esta operación conocen perfectamente el catalán y el castellano. “Existe un bilingüismo puro que se suele aprender en la infancia. Muchas familias funcionan con dos lenguas maternas y eso nos ayuda a la investigación. Hemos encontrado áreas de lenguaje que se encargan de querer cambiar voluntariamente de una lenga a otra. Estas áreas de cambio es un descubrimiento inédito que nadie había realizado en el quirófano con el uso preoperatorio de la resonancia magnética funcional”.

Otro estudio que está en marcha desde el Hospital de Bellvitge en relación con la resonancia y la evolución de los pacientes tiene que ver con el área motora suplementaria. “Esta parte del cerebro se encarga de cada movimiento que realizamos voluntariamente. Hemos descubierto que en pacientes bilingües poliglotas el lenguaje que queremos usar ya está predeterminado en esta área. Por ahora lo hemos analizado en cuatro casos, dos bilingües y dos poliglotas”, analiza Gabarrós.

Los pacientes tras la operación evolucionan favorablemente


Un artículo publicado en el Journal of NeuroImaging ha permitido realizar una validación de esta técnica de mapeo quirúrgico para los tumores cerebrales, y ahora los investigadores han correlacionado los resultados logrados “en la imagen preoperatoria,en el quirófano y después en el postoperatorio se repite la resonancia para ver que todo está en su sitio. Se trata de una validación de nuestro método de trabajo”, explica Gabarrós.

Los resultados recopilados hasta el momento “no solo detallan la reconstrucción de la imagen preoperatoria, sino que permite ver que clínicamente en el quirófano se identifican las áreas de lenguaje, y que los pacientes evolucionan bien una vez operados. Pueden seguir hablando con normalidad, y hay que tener en cuenta que en la cirugía vamos al límite entre el tumor y el área que nos permite hablar”, explica el neurocirujano.



"Tras la operación los pacientes pueden seguir hablando con normalidad" 



Esta técnica no ha sido descubierta recientemente, ya que el hospital barcelonés lleva años haciéndolas servir con pacientes que sufren tumores cerebrales en las zonas del lenguaje. “El uso de la resonancia magnética funcional es la actividad que nosotros podemos ver en la resonancia en cuanto a funciones como el lenguaje en la superficie cerebral. Al paciente se le hacen hacer actividades para generar una aportación extra de sangre en algunas zonas cerebrales. Aquí se detecta por resonancia y se ven zonas de actividad. Además de esto, esta técnica nos aporta la reconstrucción de fibras, lo que hay por debajo de la superficie cerebral, que aportan información de un lugar a otro. La suma de estas dos cosas nos aporta mucho”, constata el investigador.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.