Separ y Fenaer advierten: "las actividades de formación sanitaria peligran"

Unen sus voces para rechazar el Dictamen de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso

Carlos jiménez, presidente de Separ; y Mariano Pastor, presidente de Fenaer.
Separ y Fenaer advierten: "las actividades de formación sanitaria peligran"
lun 03 agosto 2020. 13.40H
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y la Federación de Asociaciones de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (Fenaer) han unido sus voces para expresar su descontento ante el contenido del Dictamen de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica aprobado por el Congreso de los Diputados porque "pone en peligro las actividades de formación, investigación y divulgación que llevan a cabo ambas entidades como ejes fundamentales de su función pública".

En concreto, el punto 47.2. de este Dictamen especifica la prohibición de financiación por parte de la industria farmacéutica de actividades de investigación, divulgación y educación sanitaria. Tanto Separ como Fenaer afirman que "es muy deseable que la financiación de este tipo de actividades corra a cargo de la Administración sanitaria y que es algo por lo que se debe trabajar".

"No obstante, hasta el momento actual, el papel que la Administración pública está jugando en este sentido es muy deficiente. Ese hueco está siendo cubierto por la industria farmacéutica y de tecnologías sanitarias. Pero es muy importante precisar que tanto Separ como Fenaer regulan todas estas actividades con exigentes código éticos. Estos códigos éticos y de buenas prácticas son públicos y tienen como objetivo fundamental promover una asistencia sanitaria de calidad, promover el bienestar de los pacientes, incentivar la investigación independiente, y desarrollar este tipo de actividades en base a criterios de transparencia, profesionalidad y responsabilidad", han expresado.

Para elo han puesto como ejemplo el código ético de Fenin (Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria), o el Código de Buenas Prácticas aprobado por Farmaindustria, fundamentado en el Código de la Federación de Asociaciones de la Industria Farmacéutica Europea (Efpia). Además, en particular, Separ ha desarrollado su propio Código de Buen Gobierno que explicita que no se aceptarán aportaciones económicas que condicionen el cumplimiento de sus objetivos, valores o principios o que pongan en peligro el cumplimiento de sus fines.


"Un diálogo claro y eficaz"


Es por ello que los presidentes de ambas entidades demandan que, antes de aplicar las medidas de este Dictamen, abran un dialogo claro y eficaz con todos los actores implicados en el ámbito de la sanidad española para crear "un marco de colaboración ajustado a la realidad".

Carlos A. Jiménez-Ruiz, presidente de Separ, ha solicitado “un acuerdo de consenso que legitime y reconozca el trabajo que desarrollan eficazmente las Sociedades científicas. Separ cuenta ya con más de 50 años de trayectoria en el cumplimiento de objetivos de formación, investigación y divulgación que fundamentalmente redundan en nuestros pacientes y en la ciudadanía, en general”. 

Asimismo, Mariano Pastor, presidente de Fenaer, pide a los partidos políticos que reflexionen sobre el papel social de las asociaciones: “para la mayoría de los pacientes, las asociaciones somos el apoyo, la referencia y la principal fuente de información, además de cubrir muchas lagunas asistenciales y de apoyo a los pacientes que el sistema no es capaz de proporcionar”.

 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.