Separ recomienda vacunarse ya frente a la gripe para evitar neumonías

La sociedad científica señala la importancia de la vacuna para evitar complicaciones, ingresos hospitalarios y muertes

Francisco Sanz, neumólogo del Hospital General de Valencia y miembro del Área de Infecciones Respiratorias de Separ.
Separ recomienda vacunarse ya frente a la gripe para evitar neumonías
lun 14 octubre 2019. 14.30H
La vacunación antigripal que arrancará en breve es útil para prevenir la infección por gripe, los contagios en la población y complicaciones graves como la neumonía. Está especialmente indicada en grupos de riesgo como los enfermos crónicos, las mujeres embarazadas y los ancianos de más de 65 años, según Francisco Sanz, neumólogo del Hospital General de Valencia y miembro del Área de Infecciones Respiratorias de Separ (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica).

La vacuna antigripal para prevenir la infección por gripe se prepara cada año en función de las cepas circulantes del virus de la gripe que se observan del invierno anterior y durante el invierno del hemisferio sur.

Con estos datos, la vacuna antigripal recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la temporada 2019-2020 es la de una vacuna trivalente, de composición mixta, ya que contiene cepas del virus A, H1N1 y H3N2, y una cepa del virus influenza B, si bien en algunas poblaciones de riesgo se administra una vacuna tetravalente, de la misma composición que la vacuna trivalente, pero con dos cepas del virus influenza B.

Vacunación un mes antes


La vacunación se inicia a mediados de octubre, antes de que caigan drásticamente las temperaturas, porque la inmunidad frente al virus tarda en desarrollarse unas cuatro semanas. Asimismo, las personas que pertenecen a grupos de riesgo de contraer la infección deben vacunarse cada año porque la vacuna confiere una protección estacional.


"Conviene que las personas que necesiten la vacuna estén vacunadas un par de meses antes de enero o febrero"


“El pico de la epidemia de gripe se suele producir en enero o febrero, por lo que conviene que las personas que necesitan la vacuna, por pertenecer a alguno de los grupos de riesgo, estén vacunadas un par de meses antes para desarrollar los anticuerpos contra el virus de la gripe y estar preparados frente a la infección. Deben revacunarse cada año porque las cepas circulantes cambian y puede haber pequeñas mutaciones antigénicas que impliquen que los anticuerpos que desarrollen frente a la vacuna no sean tan eficaces", explica Sanz.

"Además  –añade–, cuando llegan las temperaturas invernales, los anticuerpos frente a la gripe están prácticamente agotados y es preciso reforzarlos con una nueva vacuna antigripal, ya que esta ofrece una garantía de inmunidad de 12 meses”, explica Sanz.


Revacunarse anualmente


“En resumen, revacunarse de la gripe cada año permite reforzar las propias defensas y que estas se adapten a las cepas de gripe que circulan cada año, según informan los organismos como el CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades), el ECDC (Centro Europeo para el Control de Enfermedades) y el Ministerio de Sanidad”, continúa Sanz.

La gripe no es una infección banal y, además, es masiva, ya que puede afectar a un gran número de personas cada año. Así, en la temporada 2017-2018, hubo en España 700.000 casos leves, 52.000 casos de ingresos hospitalarios, de los cuales 14.000 desarrollaron complicaciones graves y 3.000 ingresaron en la UCI (unidad de Cuidados Intensivos). Asimismo, se estima que unas 15.000 muertes en España estuvieron relacionadas con la gripe, según datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (SVGE) del Instituto de Salud Carlos III.

Separ insiste en la importancia de vacunarse frente a la gripe, tanto para prevenir la enfermedad en uno mismo, así como sus complicaciones, ingresos hospitalarios y muertes relacionadas con ella, como para evitar contagiar a otras personas. Los grupos de riesgo en los que esta vacuna es especialmente útil son los enfermos crónicos respiratorios, con asma u otras afecciones, los cardiológicos, con diabetes, obesidad o problemas metabólicos; las mujeres embarazadas en cualquier trimestre del embarazo y los ancianos.

Otros grupos 


Aunque no padezcan ninguna enfermedad crónica, también se recomienda vacunarse frente a la gripe al personal sanitario –al estar muy expuesto y poder ser transmisor de la enfermedad en las consultas-, cuerpos de seguridad como los bomberos y policías e, incluso, podría ser de interés que recibieran esta vacuna los maestros, al estar también muy expuestos a la infección debido al contacto con niños que puedan haber enfermado de gripe. El objetivo en todos estos casos de que no contraigan la infección y no sean transmisores.


"Revacunarse de la gripe cada año permite reforzar las propias defensas"


Cabe recordar que el programa de vacunación antigripal en la temporada 2017-2018 en personas mayores de 64 años permitió prevenir el 11 por ciento de casos leves de gripe, el 17 por ciento de los ingresos hospitalarios por gripe y el 39 por ciento de las muertes entre los casos de ingresados en el hospital por esta causa, según datos del Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.

Asimismo, existe otra vacuna de interés para prepararse frente a la gripe, que es la vacuna antineumocócica trecevalente (que contiene trece serotipos), que se administra una sola vez, ya que confiere inmunidad frente a la neumonía para toda la vida.

Esta vacuna antineumocócica está indicada en personas mayores de 65 años y permite prevenir el desarrollo de la neumonía, que es una de las principales y más graves complicaciones causadas por la gripe.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.