Carlos Jiménez, presidente de Separ, explica qué le parece la última medida contra el tabaquismo de Reino Unido

"Ayudar a dejar de fumar con cigarrillos electrónicos es irresponsable"
Carlos Jiménez, presidente de Separ.


14 may 2021. 11.50H
SE LEE EN 2 minutos
El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) acaba de poner en marcha una prueba que pretende ayudar al abanadono del tabaco. A a partir de este otoño, cualquier fumador que acudaa a urgencias de algunos hospitales, sin importar el motivo, van a poder obtener un kit de iniciación al vapeo gratuito y se les ofrecerá asistencia y seguimiento. En España, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) lo tacha de "irresponsable". 

Además del kit, a los pacientes británicos se les ofrecerá asistencia sobre cómo usar el dispositivo electrónico correctamente, información sobre los servicios locales para dejar de fumar y un estrecho seguimiento realizado por especialistas para conocer de primera mano cuál es su evolución con el nuevo producto. La medida está avalada por una revisión científica dirigida por la Universidad de Oxford y que cuenta con la participación de la University of East Anglia.

"Es una medida que promueve que los ciudadanos consuman cigarrillos electrónicas para dejar de fumar, cuando todas las investigaciones que hay publicadas, excepto las que hacen los británicos, señalan que estos cigarrillos no ayudan a dejarel tabaquismo y que son perjudiciales para la salud. No son unos dispositivos sanos y seguros. Por eso nos parece una falta de responsablidad", asegura el presidente de la Separ, Carlos A. Jiménez Ruiz

"Usar un tratamiento que no ha demostrado ser eficaz reduce el éxito en el abandono del tabaco"



Para esta sociedad "parece una gran péridda de oportunidad". Sobre todo cuando queda poco más de dos semanas para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebre el Día Mundial Sin Tabaco -el 31 de mayo-, que este año lleva el lema de bandonar el consumo del tabaco.

"Y en un momento como este, todos los profesionales sanitarios deberían promocionar la utilización de fármacos que han demostrado seguros y eficaces para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. En Reino Unido cometen una torpeza, una irresponsaiblidad y falta de oprotunidad", recalca el presidente de Separ.

Jiménez Ruiz recuerda que cuando un fumador hace un serio esfuerzo por dejar de fumar y utiliza un tratamiento adecuado, las posiblidadades de éxito pueden alcanzar el 50 por ciento. Sin embargo, cuando lo hace uno que usa un tratamiento que no ha demostrado ser eficaz, las probabilidades se reducen al cinco o 10 por ciento. Así que él lo tiene claro: los que hace el sistema nacional de salud británico "no vale". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.