20 de agosto de 2017 | Actualizado: Domingo a las 13:40
Especialidades > Neumología

Separ apunta los beneficios del cribado de cáncer de pulmón en EPOC

Los pacientes con EPOC tienen entre tres y cuatro veces más riesgo de desarrollar cáncer de pulmón

Inmaculada Alfageme, presidenta de Separ.
Separ apunta los beneficios del cribado de cáncer de pulmón en EPOC
Redacción
Martes, 16 de mayo de 2017, a las 17:10
“Solo el 15 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón continúan con vida tras cinco años debido a que en la actualidad el diagnóstico, generalmente, se realiza en estados avanzados”. Así explica Juan Pablo de Torres, neumólogo y miembro del área de EPOC de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), la necesidad de identificar la población de riesgo “y someterla a un programa de cribado”.

Torres presentará, en el marco del 50 Congreso de Separ, una revisión sobre la utilidad de la tomografía computarizada en la detección precoz del cáncer de pulmón en pacientes con EPOC, cuyo objetivo es identificar el principal grupo de riesgo a incluir en un programa de cribado. Y es que la población con EPOC tiene un alto riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, entre tres o cuatro veces más que una persona fumadora que no sufra EPOC. Otro de los principales factores de riesgo asociados al cáncer de pulmón es la presencia de enfisema radiológicamente detectado.

El trabajo de Juan Pablo de Torres propone índices de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón para pacientes con EPOC, teniendo en cuenta criterios clínico-radiológicos o funcionales que permitirían seleccionar los enfermos con mayor riesgo, maximizando la relación coste-beneficio y facilitando su implantación.

Disminución de mortalidad

La tomografía axial computarizada de baja dosis es una herramienta útil para detectar precozmente el cáncer de pulmón. Su identificación en estadios tempranos permitiría un tratamiento con intención curativa con la consiguiente disminución de la mortalidad por esta causa.

“La identificación de pacientes de alto riesgo dentro de la población con EPOC nos permitiría mejorar la rentabilidad diagnóstica y la coste-efectividad de los programas de cribado de cáncer de pulmón facilitando su implantación en un sistema público como el nuestro”, concluye Torres.