Secuelas coronavirus: función pulmonar poco alterada, peor calidad de vida

Expertos se unen en un nuevo webinar para analizar las repercusiones del Covid-19 a medio y largo plazo

José Antonio Rodríguez Portal, Paloma Caballero, José Javier Gómez,María Molina, María Jesús Rodríguez Nieto y Claudia Valenzuela.
Secuelas coronavirus: función pulmonar poco alterada, peor calidad de vida
mié 13 mayo 2020. 15.40H
José Antonio Rodríguez Portal, del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, ha puesto de manifiesto que desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) deberán plantearse el seguimiento que hacen al paciente con coronavirus durante el webinar realizada este martes 12 de mayo, titulada 'Alteraciones pulmonares intersticiales en la infección por Covid-19 de la fase aguda a las secuelas'.

Como aún hay poca evidencia sobre las secuelas que puede haber tras haber sufrido el Covid-19, Rodríguez Portal se ha fijado en qué ocurrió con el SARS, donde el seguimiento de los pacientes (que no ha sido a largo plazo) ha mostrado que no hay un patrón definido y que la función pulmonar está poco alterada, pero que la calidad de vida de los pacientes sí se ve afectada sobre todo por la disnea


"El seguimiento a los pacientes Covid-19 debe hacerse con recursos"


De todas formas, ha recordado que, por el momento, hay más de cuatro millones de personas afectadas por el Covid-19, muy lejos al número de pacientes que tuvo el SARS. Este neumólogo ha señalado cómo en su hospital han visto en distintos pacientes afectaciones diferentes de tipo intersticial. Por ello considera que necesitan equipos multidisciplinares para hacer el seguimiento, que incluyan evaluación psicológica y, posiblemente, con fisioterapia y rehabilitación

Una de las ponentes, María Molina, del Hospital Universitario de Bellvitge, ha asegurado que para "este seguimiento debe hacerse con recursos, no que cada hospital se busque la vida". Para los ponentes participantes, el trabajo multidisciplinar es clave. 

Por eso uno de los expertos en participar ha sido José Javier Gómez, del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, quien ha explicado lo que están viendo a nivel celular. 

La evolución a la cronicidad y secuelas se desconoce


Otra de las disciplinas fundamentales para el manejo de Covid-19 es la Radiología, y sobre ello ha hablado Paloma Caballero, del Hospital de La Princesa de Madrid, en una ponencia titulada 'Alteraciones radiológicas intersticiales en las fases agudas y secuelas tempranas'.

Caballero ha dejado claro que, en base a las pruebas de imagen de la evolución que hay del Covid-19, esta evolución a la cronicidad y la secuelas aún no se conoce. Para 'intuirlas' se basan en el SARS y MERS. Sin embargo, parece que la edad, el género masculino y el ingreso en unidadesde intensivos puede influir a la hora de padecerlas. 

Sobe los datos de TC que podrían orientar al desarrollo de fibrosis, ha destacado las áreas de consolidación extensas y difusas, pérdida del volumen, bronquiectasias por tracción o bandas lineales periféricas. 


Un caso clínico sin esclarecer 


La última ponente ha sido María Jesús Rodríguez Nieto, de la Fundación Jiménez Díaz, que ha expuesto el que podría haber sido el paciente cero de su hospital, pero que aún no está del todo confirmado. Se trata de un hombre que ingresó en enero con 48 años. Era fumador de 10 puritos al día sin otros habitos tóxicos. Tenía hipertensión arterial que se trataba con losartán, no había hecho viajes al extranjero en los últimos meses y trabajaba como comercial en una empresa de distribución de vinos. 

Acudió a Urgencias con un cuadro aguado de cuatro días de evolución, 39ºC de fiebre, acompañado de marcado malestar general con astenia y artromialgias, tos con expectoración mucosa y posteriormente dolor torácico pleurítico. También refería diarrea acuosa, de cuatro a cinco deposiciones al día. 


"Creemos que, dado todos los falsos negativos que se dan, se trata de una infección por coronavirus"


En la exploración física le vieron un buen estado general. La auscultuación pulmonar fue con crecipitantes bibasales, pero no hubo más hallazgos. En la analítica vieron en el hemograma leucopenia con linfopenia y trombopenia, el resto normal. En el estudio de coagulación con fibronógeno derivado 591 mg/dl, el resto normal.  Dio negativo en virus respiraotrios y PCR multiplex. También en hemocultivos y en el antígeno de neumococo y legionella

Ingresó con medidas de soporte, con diagnóstico de posible neumonía atípica. Presentaba un deterioro respiratorio rápido con IR hipoxémica grave. En 24 horas se le ingresó en UCI iniciando OAF y CPAP. En la broncoscopia, la microbiología BAL dio negativo todo, en la inmunofenotivo dio neutrofilia (26,5 por ciento) y linfocitosis (25 por ciento) con cociente CD4/CD8 de 0,47. El informe destaca la presencia de células plasmáticas, polimofonucleares bien granulados y aumento de linfocitos T a expensas de CD8. 

A los seis días niega lesiones cutáneas o mucosas. Tiene sensacion de manos hinchadas y una dudosa debilidad en miembros superiores e inferiores al inicio del cuadro, pero no hay Ranaud ni síndorme seco ni disfagia. En la interconsulta de Neumología y Reumatología la serología fue negativa y en el estudio de autoinmunidad el factor reumatoide fue de 17 UI/ml, con ANA negativos por ELISA, ANCA negativos y complemento normales. 

Neumonitis intersticial 


El diagnóstico parecía indicar una neumonitis intersticial rápidamente progresiva de origen inflamatorio-autoinmune, pero el diagnóstico diferencial incluía neumonías virales, atípicas, sin exposición ambiental ni profesional o exposición a fármacos con toxicidad pulmonar. Se preguntaron si sería miositis inflamatoria. El estudio complementario de ANA por IFI fueron negativos y se solicitó kit de miositis. Hubo una mejoría clínica y una analítica progresiva, por lo que se le dio de alta en UVI a los cinco días. Ocho los pasó en planta, sobre todo por la pérdida de musculatura. Se le dio de alta con metilprednisolona y ciclosporina A, sin OCD. 

A las tres semanas le volvieron av er en la revisión en Neumología. No refiere sintomatología respiratoria, la analítica de control es normal y los resultados pendientes del kit de miositis dan negativos. Por eso se suspende la ciclosporina y se realiza un descenso paulatino de corticoides sin incidencias. En marzo la analítica sigue normal. 

Con la sospecha de que puede ser Covid-19, ya no hay muestra disponible para realizar PCR, pero tienen suero del 14 de enero para hacerle una serología por ELISA y otra de marzo. En ambas sale negativo para IgG e igM. Sigue siendo un caso abierto. "Nosotros creemos que dado todos los falsos negativos que se dan, se trata de de infección por coronavirus, pero también algunos muestran sorpresa por la recuperación tan rápida con cortoicoides", ha concluido Rodríguez Nieto. El caso, ha asegurado, sigue estando abierto. 




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.