Redacción Médica
18 de agosto de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Especialidades > Neumología

Reino Unido: el sanitario debe enfatizar en el buen uso de inhaladores PMDI

Desde 1987, el Gobierno ha recibido 22 informes de accidentes con inhaladores presurizados de dosis medidas

Los PDMI utilizados para la administración de broncodilatadores para el asma.
Reino Unido: el sanitario debe enfatizar en el buen uso de inhaladores PMDI
Redacción
Miércoles, 18 de julio de 2018, a las 17:40
El Gobierno de Reino Unido ha remitido un comunicado oficial por el que solicita a los profesionales sanitarios (médicos y farmacéuticos) que enfaticen en el buen uso de los inhaladores presurizados de dosis medidas (PMDI).

Afirman que el uso inadecuado de este tipo de inhaladores supone un riesgo de obstrucción de las vías respiratorias por aspiración de objetos sueltos como la cubierta de la boquilla.

"Recuérdenles a los pacientes que revisen y retiren correctamente la cubierta de la boquilla antes de inhalar una dosis y agiten el inhalador para eliminar los objetos sueltos que puedan haber quedado atrapados en el inhalador durante el almacenamiento", incide el gobierno británico.

"Los farmacéuticos que dispensan un pMDI deben enfatizar a los pacientes la necesidad de limpiar el dispositivo regularmente siguiendo las instrucciones en el prospecto del paciente e inspeccionando el dispositivo en busca de signos de daño; los dispositivos que están dañados deben ser reemplazados inmediatamente", reza el documento público en la web del organismo.

22 afectados y 36 fuera de Reino Unido


Los inhaladores dosificadores presurizados (pMDI) son ampliamente utilizados para la administración de broncodilatadores de rescate y mantenimiento y terapias antiinflamatorias para el asma. La boquilla del inhalador está protegida por una cubierta de plástico extraíble.

Desde 1987, el Gobierno de Reino Unido ha recibido 22 informes de tarjetas amarillas y otras fuentes de inhalación accidental de la cubierta de la boquilla u objetos que se han quedado atrapados en el inhalador después de la administración cuando los pacientes lo almacenan. Además, se conocen 36 casos informados fuera del Reino Unido.