17 de febrero de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Neumología

Los videojuegos mejoran la capacidad física de niños con fibrosis quística

El estudio constató que el 60 por ciento de los pacientes disfrutó y que el 46 por ciento experimentó un gran confort

Según una investigación llevada a cabo por miembros de Separ.
Los videojuegos mejoran la capacidad física de niños con fibrosis quística
Redacción
Martes, 23 de enero de 2018, a las 12:50
Un programa de entrenamiento domiciliario basado en el uso de videojuegos activos mejora a corto plazo la capacidad física, fuerza muscular y calidad de vida de niños y adolescentes con fibrosis quística. A esta conclusión ha llegado un estudio publicado en ‘Respiration’ por los fisioterapeutas Tamara del Corral del Centro y Jordi Vilaró, miembros de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

“Los pacientes jóvenes tienen dificultades para adherirse a las rutinas de ejercicio cuando la actividad que deben desarrollar les resulta tediosa o no les gusta. Por ello, es importante incorporar, facilitar e incentivar el uso de nuevas herramientas para ayudar a aumentar los niveles de actividad física”, comenta del Corral.

Para tratar la fibrosis quística, la rehabilitación basada en el ejercicio físico es fundamental, pero los pacientes con esta enfermedad presentan poca adherencia a los entrenamientos. Este estudio es el primero en demostrar que la modalidad de entrenamiento a domicilio, mediante videojuegos activos, logra mejoras significativas y sostenidas en el tiempo en la capacidad de ejercicio y fuerza muscular en los pacientes jóvenes con fibrosis quística.

12 meses de ensayo

El ensayo realizado ha evidenciado una alta aceptación de estas herramientas como modalidad de entrenamiento, puesto que el 100 por ciento de los participantes aceptaron la intervención con videojuegos activos, el 60 por ciento dijeron disfrutar con ellos y el 46 por ciento experimentaron un gran confort. 

El estudio reclutó a 39 pacientes, con edades comprendidas entre los 11 y los 17 años, que se distribuyeron aleatoriamente para formar parte del grupo control o del grupo que participó en el protocolo de entrenamiento domiciliario mediante videojuegos activos.

Este protocolo consistió en sesiones de 30-60 minutos cinco días a la semana durante seis semanas utilizando videojuegos activos mediante la plataforma Nintendo WiiTM. A todos los participantes se les evaluó antes de iniciar el ensayo clínico, a las seis semanas y a los 12 meses.

Mayor motivación

Los pacientes beneficiarios del protocolo puntuaron con valores más altos respecto al grupo control en todas las escalas de medición que se emplearon para evaluar su efectividad, tales como el test de la marcha de seis minutos, el lanzamiento de balón medicinal para medir la fuerza o el Cuestionario Revisado de Fibrosis Quística para evaluar la calidad de vida, entre otras.

La adherencia al programa de ejercicio físico fue del 95 por ciento durante el periodo de las seis semanas que duró el protocolo, pero decreció durante los doce meses posteriores de seguimiento. Durante el periodo de seguimiento, el 35 por ciento de los pacientes dijeron realizar el ejercicio prescrito dos días a la semana, mientras que el 65 por ciento confesó que no practicó ejercicio usando los videojuegos activos.