Un estudio de Separ muestra las diferencias frente a la neumonía bacteriémica adquirida en la comunidad

La neumonía por Covid-19 causa un 10% más de mortalidad hospitalaria


22 jun 2022. 14.10H
SE LEE EN 4 minutos
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) advierte que la neumonía causada por el virus SARS-CoV-2 provoca más mortalidad hospitalaria, un 10,8 por ciento, que la neumonía bacteriémica neumocócica adquirida en la comunidad (NB-NAC), cifrada en un 6,8 por ciento, según un estudio multicéntrico observacional que ha analizado las diferencias en la presentación clínica y evolución de más de 2.000 pacientes hospitalizados por un tipo u otro de neumonía.

Estos resultados se han publicado en International Journal of Infectious Diseases y se han presentado en la ponencia “Neumonía neumocócica barteriémica y neumonía por Covid-19: diferencias y similitudes”, pronunciada por Leyre Serrano, en el marco del 55 Congreso de Separ, que se ha celebrado del 2 al 4 de junio en Pamplona. El estudio, multicéntrico y observacional, se ha efectuado en pacientes con neumonía bacteriémica neumocócica adquirida en la comunidad (NB-NAC) que fueron hospitalizados entre los años 2000 y 2020 y pacientes con neumonía por Covid-19 hospitalizados en 2020. Los investigadores compararon la supervivencia a 30 días, los predictores de mortalidad y el ingreso en la UCI.

En total se incluyó a 663 pacientes con NB-NAC y 1.561 pacientes con neumonía por SARS-CoV-2. Los pacientes con NB-NAC tenían una enfermedad más grave, una mayor tasa de ingreso en la UCI y más complicaciones intrahospitalarias. La necesidad de ventilación mecánica invasiva (VNI) fue similar en ambas neumonías (10.1 por ciento en NB-NAC vs 9.1 por ciento en SARS-CoV-2) pero la mayoría de los pacientes ingresados en UCI por neumonía por SARS-CoV-2 (69,7 por ciento) precisaron VNI, frente al 36,2 por ciento en los pacientes con NB-NAC.

Pero los pacientes con neumonía por SARS-CoV-2 tuvieron una mayor mortalidad hospitalaria, 10,8 por ciento, frente al 6,8 por ciento en el caso de la NB-NAC. “Este estudio demostró diferencias en el comportamiento de las dos entidades, lo que puede facilitar el diagnóstico diferencial y permitir la provisión de un tratamiento diferenciado. Aunque los pacientes con NBNAC tienen una enfermedad más grave al ingreso y una mayor tasa de ingreso en la UCI, la mortalidad hospitalaria asociada con la neumonía por SARS-CoV-2 es más alta y ocurre más tarde durante el ingreso hospitalario.

Estos resultados refuerzan la necesidad de nuevas escalas de pronóstico y tratamiento eficaz para los pacientes con neumonía por SARS-CoV-2”, explica Leyre Serrano, neumóloga, miembro de Separ y primera firmante del estudio y ponente en el 55º Congreso de Separ.

Factores pronósticos y protectores


En el estudio, se analizó el pronóstico de los pacientes afectados por cada uno de los dos tipos de neumonía. En la NB-NAC, el modelo predictivo relacionó la mortalidad con complicaciones sistémicas como la hiponatremia (o concentración baja de sodio en sangre) o el shock séptico, complicaciones neurológicas, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y taquipnea (o respiración rápida y superficial). En cambio, el dolor torácico y el esputo purulento fueron factores protectores.

En pacientes con neumonía por SARS-CoV-2, la mortalidad se asoció a tener un peor estado funcional e inmunitario (con enfermedad hepática y cardiaca previa), edad avanzada (edad ≥65), alteración del estado mental, taquipnea, hipoxemia (o baja concentración de oxígeno en la sangre arterial), afectación bilateral, derrame pleural, shock séptico, neutrofilia (neutrófilos altos en sangre) y nitrógeno ureico elevado en sangre.

En cambio, el acudir a urgencias con ≥7 días de síntomas fue un factor protector de mortalidad en estos pacientes. La mortalidad hospitalaria comienza de manera tardía, a partir del quinto día de ingreso, en la neumonía por SARS-CoV-2 mientras que la mortalidad hospitalaria ocurrió antes en pacientes con NB-NAC. ´

Otra de las conclusiones de relevancia de este estudio fue que las escalas pronósticas de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), como la CURB65 y la PSI, no son útiles en la neumonía por SARS-CoV2, por la que los autores del trabajo concluyen que son necesarias otras escalas para evaluar el pronóstico de los pacientes con este nuevo tipo de neumonía
asociada a la COVID-19.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.