La ley del cambio climático reducirá un 36% las enfermedades respiratorias

Ese es el cálculo que ha realizado el Gobierno y que consta en la memoria del proyecto de ley del Consejo de Ministros

Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra de la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.
La ley del cambio climático reducirá un 36% las enfermedades respiratorias
sáb 23 mayo 2020. 18.10H
Las muertes prematuras por enfermedades respiratorias vinculadas a la calidad del aire se reducirán entre un 17 y un 36 por ciento en los próximos años, una vez entre en vigor la ley de cambio climático en España que este miércoles ha sido registrada en el Congreso de los Diputados para su tramitación parlamentaria.

Ese es el cálculo que ha realizado el Gobierno y que consta en la memoria del proyecto de ley que el Consejo de Ministros aprobó este martes. Así, en la documentación, consultada por Europa Press, señala que las muertes prematuras relacionadas principalmente con enfermedades de tipo respiratorio se reducirían en ese porcentaje al reducirse la generación de partículas finas PM2.5 y ozono (O3).

La memoria del impacto normativo de la ley valora que la disminución en el número de muertes prematuras derivadas de la contaminación conllevarán también beneficios económicos ya que se reducirán los costes para el sistema de salud y la productividad de los trabajadores.


Según el informe del Gobierno, la reducción de fallecidos se daría gracias a una disminución de la generación de partículas finas PM2.5 y ozono (O3)


La memoria del análisis del impacto normativo, que incluye "cualquier otro extremo que pudiera ser relevante a criterio del órgano proponente" y especialmente a los impactos de carácter social y medioambiental, igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad".

En concreto, valora que el "principal impacto" sobre el medio ambiente es lograr la reducción de las emisiones que tendrá como efecto colateral una reducción significativa de emisiones de contaminantes atmosféricos, como SO2, NOx y partículas en suspensión, lo que mejorará la calidad del aire, con los efectos positivos que esto tendrá sobre la protección de la salud.


Coronavirus: en la epidemia las emisiones diarias de CO2 cayeron un 17%


En este contexto, un estudio internacional ha informado este martes de que las emisiones diarias de dióxido de carbono (CO2) cayeron un 17 por ciento a nivel mundial y un 31,9 por ciento en España durante el pico del confinamiento o restricciones a la actividad establecido en buena parte de la comunidad internacional para frenar la expansión del coronavirus, en abril, que según un estudio global, tuvo un "efecto extremo" en las emisiones.

El análisis, revisado por expertos y que publica la revista 'Nature Climate Change', refleja que esta reducción de 17 millones de toneladas de CO2 diarias a nivel mundial lleva las emisiones a niveles de 2006. Por otro lado, desde REE han destacado el día 30 de abril, que se ha convertido hasta la fecha en España en el día con más participación de renovables en la estructura de generación nacional en la historia, con un total de 474 GWh de energía renovable, lo que supone un 69 por ciento de cuota total respecto al total de la electricidad generada.

"Este día se convirtió en el de mayor cuota de renovables desde que se tienen registros en Red Eléctrica sobre el mix nacional", asegura la entidad. Entre las tecnologías renovables de ese día, destacó la energía eólica, que con 320 Gigawatios hora generó el 46,6 por ciento de la electricidad en toda España. A esta le siguen la hidráulica, con un 13,2 por ciento y la nuclear, con un 13,1 por ciento. En total, las tecnologías no emisoras de CO2 equivalente fueron las responsables del 82,9 por ciento de la electricidad producida ese día.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.