18 nov 2018 | Actualizado: 14:00

La historia clínica, fundamental para reconocer la enfermedad laboral

El tipo de enfermedad respiratoria de origen ocupacional predominante variará según la región

Carmen Diego, coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias de origen Ocupacional y Medioambiental de Separ.
La historia clínica, fundamental para reconocer la enfermedad laboral
vie 02 junio 2017. 23.50H
Marcos Domínguez
Joana Huertas
La historia clínica ocupacional y medioambiental es una herramienta fundamental para el diagnóstico de las enfermedades ocupacionales. Carmen Diego, coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias de origen Ocupacional y Medioambiental de Separ, ha destacado en uno de los cursos del 50 Congreso de la sociedad científica la necesidad de una buena historia clínica “para el reconocimiento de enfermedades profesionales por el Instituto Nacional de la Seguridad Social”.

"Debemos ir más allá de preguntar dónde trabaja el paciente".

Silicosis, patología por amianto, asma ocupacional o neumonitis por hipersensibilidad son algunas de las principales patologías respiratorias de origen ocupacional, que cada vez tienen más importancia en el espectro de enfermedades respiratorias. Y es que, como destaca Diego, “somos lo que respiramos y todos los días pasamos ocho horas, un tercio del día, trabajando”.

Aunque la formación en enfermedades respiratorias de origen ocupacional está presente durante el MIR, Diego reconoce que “según donde acabes trabajando verás una cosa u otra. En Asturias verás silicosis porque hay minas; donde yo trabajo, en Ferrol, hay astilleros y, por tanto, mucha patología por amianto”.

Este es el segundo año en que hay un curso sobre enfermedades ocupacionales, un área a la que Separ otorga cada vez mayor importancia, si bien, como destaca la coordinadora del Área correspondiente de la sociedad médica, “los neumólogos no somos preventivistas ni higienistas laborales, pero conocer la profesión del paciente, lo que manipula, es fundamental para orientar el diagnóstico”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.