26 de abril de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:20
Especialidades > Neumología

Cuatro señales genéticas en sangre predicen el desarrollo de tuberculosis

La intención de los autores es desarrollar un test para identificar qué personas se beneficiarán de terapia preventiva

Antes de desarrollar el test, se necesitarán estudios a gran escala.
Cuatro señales genéticas en sangre predicen el desarrollo de tuberculosis
Redacción
Viernes, 13 de abril de 2018, a las 13:30
Un estudio realizado en varios países africanos ha permitido detectar cuatro genes que sirven para identificar aquellas personas que tienen un alto riesgo de desarrollar tuberculosis activa (algo que solo pasa en el 5-10 por ciento de los casos) hasta dos años antes de que presenten síntomas clínicos.

El objetivo es desarrollar un test predictor mediante un análisis de sangre, y que pueda implantarse dentro de las estructuras nacionales de salud en países del continente, explican los autores del estudio, liderado por Sara Suliman, de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), y publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine. Así, se detectarían aquellas personas que pueden beneficiarse de un tratamiento preventivo.


Los resultados de RISK4 se compararon con otras firmas de riesgo genético de hasta 16 genes


Participaron 79 personas que habían sido expuestas a tuberculosis activa en espacios domésticos y avanzaron a enfermedad clínica entre los tres y los 24 meses siguientes, y fueron comparadas con 328 individuos expuestos igualmente pero que no evolucionaron a enfermedad activa. Los participantes provienen del estudio ‘Grand Challenge 6-74’.

La prueba se basa en la reacción en cadena de la polimerasa. Los resultados en Sudáfrica y Gambia se utilizaron para identificar la firma de riesgo genético RISK4, de cuatro genes. Luego se evaluó esa firma en pacientes de Sudáfrica, Gambia y Etiopía, comparándola con otras firmas de riesgo genético de hasta 16 genes.

Los resultados indican que RISK4 predijo de forma significativa la progresión a tuberculosis hasta dos años antes de la aparición de los síntomas. Los investigadores confirmaron esta prueba con una muestra independiente de adolescentes sudafricanos que habían sido expuestos a la bacteria.

No obstante, los autores han señalado que el tamaño de la muestra es pequeño y que se restringe a tres regiones africanas, por lo que se necesitan estudios multicéntricos a gran escala en el continente para dotar de fortaleza estadística a esta prueba.

Acceda aquí al estudio