Terapia antitabaco: 170.000 recetas en 2020, el 85% antes del Covid-19

La pandemia ha hecho caer "en picado" las prescripciones de vareniclina y bupropion, según el presidente de Separ

Carlos Jiménez, presidente de la Separ.
Terapia antitabaco: 170.000 recetas en 2020, el 85% antes del Covid-19
mié 24 junio 2020. 13.15H
El tabaco es responsable de más de 50.000 muertes al año en España. 2020 podría haber sido un año de inflexión para revertir estas cifras gracias a la financiación pública de dos tratamientos para dejar de fumar: la vareniclina y el bupropion. Pero la pandemia del coronavirus ha frenado su prescripción, muy demandada los primeros meses del año. 

DIRECTO | Siga aquí toda la actualidad sobre el coronavirus

Carlos A. Jiménez Ruiz, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), calcula que se ha prescrito tratamiento para dejar de fumar dentro del Sistema Nacional de Salud a unas 170.000 personas entre enero y mayo de 2020. El Ministerio de Sanidad explica que aún no tiene estadísticas, pero que "la información transmitida hace pensar que el programa ha tenido una buena aceptación, y que se ha incrementado el porcentaje de fumadores que se han adherido al programa en relación con el mismo periodo de tiempo antes de la financiación". 

"Es de destacar que de esa cantidad el 85 por ciento se prescribió desde enero hasta mediados de marzo y que desde mediados de marzo hasta mayo solo el 15 por ciento restante. Es decir, la llegada de la epidemia hizo caer en picado la prescripción de tratamientos para dejar de fumar", asegura a Redacción Médica


"El 85% de tratamientos se prescribieron entre el 1 de enero y el 15 de marzo"


"La explosión de la epidemia de la Covid-19 supuso una caída en picado de la instauración de tratamientos del tabaquismo. La prescripción de los mismos se redujo hasta ser solo del 15 por ciento de lo que venía siendo habitual durante los meses de enero y febrero. En algunas comunidades la reducción fue un poco menor, en torno al 17 por ciento y, en otras, la reducción fue incluso más acusada. Pero no se han visto diferencias significativas entre ellas", añade. 

Jiménez Ruiz explica que las normas para la prescripción de tratamiento financiado por el SNS indican que el tratamiento debe ser prescrito para fumadores que quieran hacer un intento serio de abandono del consumo, que fumen 10 o más cigarrillos al día y que tengan siete o más puntos en el test de Fagerström. "Teniendo en cuenta estos datos, solo el 20-25 por ciento de la población general de fumadores españoles sería susceptible de recibir tratamiento farmacológico financiado por el Sistema Nacional de Salud", asegura. 

En un webinar organizado por la sociedad científica por el Día Mundia sin Tabaco, se trató la idea de aprovechar el peligro que tiene ser fumador en la pandemia. Por ello, se habló de enviar un mensaje en común entre diversas sociedades científicas. 

"Los estudios que se han realizado analizando la relación entre padecimiento de Covid- 19 y tabaquismo han demostrado que los fumadores padecen la enfermedad con mas gravedad que los no fumadores. Así, los fumadores doblan sus posibilidades de padecer una forma clínica grave de la Covid-19 frente a los no fumadores. Además, se ha demostrado que los fumadores multiplican sus posibilidades de desarrollar Covid-19 que les cause insuficiencia respiratoria grave que haga necesario ingreso en UCI e intubación oro-traqueal e, incluso, que les produzca muerte, en comparación con los no fumadores. Esta realidad debe ser tenida en cuenta y debe animar a todos los fumadores a dejar de consumir tabaco", explica Jiménez Ruiz. 

"Precariedad del sistema español"


Sobre si se va a destinar más profesionales sanitarios para abordar la avalancha de prescripción de tratamientos que pueda venir ahora, el presidente de la Separ explica que "la epidemia de la Covid-19 ha puesto de manifiesto la precariedad del sistema sanitario español. Ha dejado ver la necesidad de mayores inversiones para obtener más recursos sanitarios tanto en atención primaria como hospitalaria. La precariedad en materia de asistencia a fumadores ha quedado manifiesta".


"Solo recibieron asistencia para dejar de fumar el 15% de aquellos que la estaban recibiendo antes de la epidemia"


Y pone un ejemplo: "La asistencia a los fumadores para ayudarles a dejar de fumar obligó a que solo recibieran esta asistencia el 15 por ciento de aquellos que la estaban utilizando antes de la epidemia". "Es necesario la contratación de más profesionales sanitarios no sóoo para atender a fumadores sino, también, para prestar asistencia sanitaria adecuada a todos aquellos que la necesitan", insite. 

Los gestores del sistema sanitario español -continúa- no deben olvidar que el tabaquismo, aun en tiempos de la epidemia del Covid-19, sigue siendo la epidemia que mas altas tasas de mortalidad causa. El tabaquismo mata en España a más de 56.000 personas cada año", asegura.


Tres experiencias que ha dejado la pandemia en cuanto al tabaquismo 


En materia de asistencia a fumadores para ayudarles a dejar de consumir tabaco, Jiménez Ruiz asegura que la la epidemia de la Covid-19s ha enseñado algunos aspectos:

a) La importancia de las consultas telefónicas: "Muchas de las consultas que realizamos de forma presencial en el proceso de abandono del consumo del tabaco pueden ser convertidas en consultas telefónicas, más cómodas para el paciente y de igual eficacia", apunta. 

b) La utilidad de una buena coordinación entre Atención Primaria, atención especializada y atención de Farmacia Comunitaria. "Es muy útil para el diagnóstico, prescripción de tratamiento y seguimiento de muchos fumadores que quieran dejar de fumar", explica. 

c) La epidemia de la Covid-19 ha mostrado que los fumadores son un grupo muy vulnerable para el padecimiento de una forma clínica grave de la enfermedad: "Esta realidad debe obligar a que todos los profesionales sanitarios animen a sus pacientes fumadores a que dejen de serlo. Hoy más que nunca, el consejo de abandono del tabaco que el profesional sanitario da a sus pacientes fumadores debe ser una obligación no sólo profesional, sino, también, moral y ética".

"Además, no debemos olvidar que, en este momento, los tratamientos del tabaquismo en España son financiados por el Sistema Nacional de Salud. Se debe aprovechar esta circunstancia y animar a todos los fumadores a dejar de serlo, pensando no solo en evitar el padecimiento de muchas enfermedades sino, también, en un futuro rebrote del Covid-19", concluye el experto. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.