Varios artículos muestran "evidencia sólida y consistente de que el SARS-CoV-2 se propaga por transmisión aérea"

"Las recomendaciones en ventilación de espacios deberían ser obligatorias"


02 may 2021. 14.15H
SE LEE EN 4 minutos
"Existe evidencia sólida y consistente de que el SARS-CoV-2 se propaga por transmisión aérea", reza un artículo publicado en The Lancet en el que varios investigadores dan 10 razones para apoyar esta tesis. Por eso, los especialistas consideran que es necesario que los locales cerrados cumplan una normativa que asegure en su interior los ciudadanos no corran riesgo de contagiarse de Covid-19. 

"Si aceptamos que alguien en un ambiente interior puede inhalar suficiente virus para causar infección cuando está a más de dos metros de la fuente original, incluso después de que la fuente original se haya ido, entonces los mecanismos de reemplazo de aire o limpieza de aire se vuelven mucho más importantes", señala un editorial publicado en The British Medical Journal (BMJ). 

"Esto -prosigue el artículo- significa abrir ventanas o instalar o mejorar los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, como se describe en un documento reciente de la OMS. Es mucho más probable que las personas se infecten en una habitación con ventanas que no se pueden abrir o sin ningún sistema de ventilación". 

También indica la importancia de que la mascarilla sea de calidad una protección eficaz contra los aerosoles inhalados.  "Sin embargo, una diferencia crucial es la necesidad de un mayor énfasis en la ventilación porque las partículas en suspensión más pequeñas pueden permanecer en el aire durante horas y constituyen una importante vía de transmisión", añaden. 

Estos son los requisitos en España


Germán Peces-Barba, vicepresidente neumólogo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), explica que el único indicador que hay en este entido es a nivel de CO2, "Son fácilmente accesibles. No son muy caros y miden la concentración de CO2, que normalmente tiene que estar por debajo de 0,03", señala. 

Estos indicadores miden en partes por millón. El ministerio hizo una recomendación: si llega 400 significa que hay gente, pero todavía no es un nivel de riesgo. "Se podría establecer un umbral de 800-1000 ppm de concentración de CO2 que no debería superarse como garantía de una buena ventilación. Esta concentración de CO2 está muy lejos de ser perjudicial para la salud humana y sólo debe interpretarse como indicador para la necesidad de ventilación", señala el documento técnico 'Evaluación del riesgo de la transmisión de SARS-CoV-2 mediante aerosoles. Medidas de prevención y recomendaciones'. "Es un rango que se puede permitir", asegura el neumólogo. 

"Otro de los parámetros que ha puesto Sanidad es el nivel de ventilación, de recomendación de recambio de volúmenes de aire en la habitación por horas", añade el neumólogo.  "Los niveles de alto requerimiento de asepsia, como un quirófano o laboratorios, están en 20 renovaciones por hora", explica. El Ministerio de Sanidad recomienda que haya entre cinco y seis renovaciones de aire por hora

Sin embargo, ni la ventilación ni los indicadores de niveles de CO2 son obligatorios en los locales cerrados: se quedan en recomendaciones. "Entiendo que debería ser obligatorio. Si no, no hay manera de saber que el local está bien ventilado. Ya está aceptado que la transmisión va a ser por aerosol, y este va a estar circulando más tiempo si no está ventilado. Por lo tanto, estas normas deberáns er de obligado cumplimiento", asegura el neumólogo. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.