Covid: el remdesivir y los corticoides destierran a la hidroxicloroquina

Luis María Maiz hace un repaso a cómo ha ido cambiando los tratamientos de la primera ola de la pandemia a esta segunda

Luis María Maiz, neumólogo en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.
Covid: el remdesivir y los corticoides destierran a la hidroxicloroquina
sáb 14 noviembre 2020. 16.50H
El tratamiento de los pacientes hospitalizados con Covid-19 no es el mismo ahora que durante la primera ola de la pandemia. El remdesivir y los corticoides han sustituido a la hidroxicloroquina y los antirretrovirales como ha recordado Luis María Maiz, neumólogo en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Él ha sido el encargado de la ponencia sobre las 'Luces y sombras de los antiretrovirales, cloroquina y esteroides' dentro de la mesa de debate de los tratamientos actuales y futuros frente al SARS-CoV-2 que ha tenido lugar en el 53 Congreso virtual de Separ

"Lo que hacíamos en la primera ola de la pandemia era usar hidroxicloroquina con azitromicina. Dentro de los antirretrovirales, utilizábamos opinavir-ritonavir, un fármaco que se utilizaba inicialmente en el VIH. Lo que hacíamos era utilizar los tres", asegura. 

Ahora mismo están contraindicados, especialmente si se utilizan juntos. El 4 de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aceptaba la recomendación del Grupo directivo internacional del ensayo Solidaridad de interrumpir los grupos de tratamiento del Covid-19 con hidroxicloroquina y lopinavir/ritonavir.

El ensayo quería encontrar un tratamiento eficaz para los pacientes hospitalizados con esta enfermedad. Pero los resultados provisionales señalaban que ni la hidroxicloroquina y la combinación lopinavir/ritonavir reducían la mortalidad en estos pacientes. 

"La combinación de hidroxicloroquina con lopinavir/ritonavir y la azitromicina producía unas arritmias cardiacas muy importantes. Pero en un primer momento no sabíamos si atribuirlo al tratamiento, porque eran pacientes muy delicados con insuficiencia respiratoria. Cuando aparecían muertes súbitas era difícil saberlo. Pero en las últimas semanas de la primera oleada comenzaron a surgir alarmas. En todos los hospitales se implantaron sistemas de electrocardiograma sistemáticos a todos los pacientes, varias veces a la semana, para intentar disminuir el riesgo", asegura a Redacción Médica

Conclusiones de la ponencia.


Maiz explica que ahora lo que hacen primeros días el remdesivir, y durante la fase de la tormenta de citoquinas, administran esteroides a dosis más bajas de lo que se utilizaban en un principio. Señala que en algunos países, al principio, administraban dosis muy altas a las que están acostumbrados a utilizar en otras patologías. 

"Ahora las dosis que se utilizan son muy seguras. Y se utilizan de cinco a diez días, así que no con llevan ningún problema", explica.  También el remdesivir ha demostrado ser un fármaco "bastante seguro". El resto de
fármacos quedan relegados a los ensayos clínicos

"Lo que hemos aprendido de esta primera fase es ser más prudentes con los fármacos. Entre el miedo que había y las ganas de intentar hacer cosas, administrábamos fármacos trasladando la supuesta eficacia  que podían tener in vitro a pacientes vivos. Y vimos que fármacos por separado eran relativamente seguros pero juntos el cóctel era peligroso", afirma. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.