Coronavirus: la contaminación en Madrid se asocia con el número de muertos

Isabel Urrutia analiza el estudio que vincula el número de fallecimientos por Covid-19 con contaminantes atmosféricos

Isabel Urrutia, neumóloga y coordinadora del Área de Medio Ambiente de Separ.
Coronavirus: la contaminación en Madrid se asocia con el número de muertos
vie 24 abril 2020. 18.35H
Los niveles elevados de dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire en regiones como Madrid pueden estar asociados con un alto número de muertes por coronavirus. Esta conclusión viene dada por un nuevo estudio realizado por la Universidad Martin Luther Halle-Wittenberg y que por primera vez proporciona datos concretos que respaldan una suposición que, como la contaminación, llevaba tiempo en el aire. 

El documento combina datos satelitales sobre la contaminación y las corrientes de aire con muertes confirmadas relacionadas con Covid-19. Así revela que las regiones con niveles de contaminación permanentemente altos -entre las que incluyen los alrededores de Madrid, el norte de Italia y la provincia de Hubei (China)- tienen significativamente más muertes que otras regiones. Los resultados, que la neumóloga y coordinadora del Área de Medio Ambiente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) Isabel Urrutia no ve descabellados, se han publicado en la revista Science of the Total Environment.


"El coronavirus produce una tormenta inmunológica"


"Los factores de riesgo de peor evolución del coronavirus son la hipertensión arterial, la enfermedad cardiaca, la diabetes y la enfermedad pulmonar respiratoria crónica. Todas estas enfermedades también tienen mucha relación con la contaminación. Si esta sienta peor a todo este grupo de personas, es lógico que sean los pacientes más afectados por coronavirus", explica Isabel Urrutia. Todo ello con independencia de otros factores que según apunta también habrá que estudiar.

El virus de por sí -explica- no es que haga demasiado. El problema es que produce "una tormenta inmunológica". Si la primera fase del Covid-19 es vírica (el paciente tiene tos, diarrea, mala gana, fiebre...), en una segunda "induce la síntesis de unas citoquinas inflamatorias que causa una enfermedad en el pulmón grave; es lo que lleva a la insuficiencia respiratoria aguda". 

Y precisamente la exposición a NOpuede inducir la síntesis de estas citoquinas, relacionadas con una mayor mortalidad en los pacientes contagiados por coronavirus

El material particulado, asociado a una mayor gravedad de coronavirus


Pero no es el único trabajo que pone sobre la mesa esta asociación. Otro artículo también ha relacionado los contaminantes -en este caso material particulado- con una mayor gravedad en los casos de coronavirus en Estados Unidos. Para realizarlo, invertigadores de la Universidad de Harvard no solo tuvieron en cuenta la contaminación, sino también el tamaño de población, las camas de hospital, el número de individuos examinados, el clima y las variables socioeconómicas y de comportamiento que incluyen, entre otras, obesidad y tabaquismo.


"Los resultados subrayan la importancia de seguir haciendo cumplir las regulaciones existentes de contaminación atmosférica"


De esta forma encontraron que el aumento de solo un μg/m3 en PM 2.5 se asociaba con un incremento del 15 por ciento en la tasa de mortalidad de Covid-19. Unos resultados son estadísticamente significativos y sólidos para los análisis secundarios y de sensibilidad.

Los autores concluyen que "un pequeño aumento en la exposición a largo plazo a PM 2.5 conduce a un gran aumento en la tasa de mortalidad de Covid-19, con una magnitud de incremento 20 veces mayor que la observada para PM 2.5 y mortalidad por todas las causas".

También indican que los resultados del estudio "subrayan la importancia de seguir haciendo cumplir las regulaciones existentes de contaminación del aire para proteger la salud humana durante y después de la crisis Covid-19", algo en lo que está insistiendo la directora de Salud Pública de la Organizacion Mundial de la Salud (OMS), María Neira, en diversos medios de comunicación.

Isabel Urritia recuerda que hay mucho escrito sobre infecciones respiratorias y contaminación. A mayores niveles, más neumonías adquiridas por la comunidad ven los neumólogos. Pero de momento subraya que, con el coronavirus, hay que hablar de correlación, no de causalidad. Los estudios irán llegando. "Ahora estaría bien hacerlos aprovechando estos días que ha habido poca contaminación, porque lo más seguro es que haya habido menos ingresos por EPOC o agudizaciones de asma, salvando las distancias con el Covid, que ha sido el desastre total", asegura la experta. 

"Si ya sabemos que la situación es mala en condiciones normales, ahora tenemos datos a favor para pensar que los habitantes que vivan en las ciudades con más contaminación se van a ver más afectados por la incidencia del coronavirus", concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.