"En 5 años habrá nuevas estrategias frente al virus respiratorio sincitial"

Óscar Asensio De La Cruz explica las novedades en prevención y tratamiento frente a las infecciones provacadas

Óscar Asensio De La Cruz, coordinador de la Unidad de Neumologia y Alergología Pediátrica del Hospital Sabadell.
"En 5 años habrá nuevas estrategias frente al virus respiratorio sincitial"
vie 14 junio 2019. 10.40H
Se calcula que cada año se infectan 35 millones de niños en todo el mundo por virus respiratorio sincitial. "La gran mayoría tienen una enfermedad leve pero hasta un 30-40 por ciento pueden acabar desarrollando una infección de vías aéreas bajas, bronquiolitis o neumonía, que pueden poner en peligro su vida. Además, de todos ellos, cerca de 100.000 mueren cada año, muchos en países no desarrollados y con un sistema sanitario no bien establecido. Pero continúa siendo una enfermedad con mucha morbilidad y mortalidad", asegura Óscar Asensio De La Cruz, coordinador de la Unidad de Neumología y Alergología Pediátrica del Hospital Sabadell. Sin embargo, asegura que se prevé tener nuevas vacunas y estrategias terapéuticas disponibles en los próximos cinco años. 

Oscar Asensio habla sobre la vacunación.

La infección por virus respiratorio sincitial continúa siendo una infección muy prevalente en Pediatría y con una elevada carga de morbilidad y mortalidad. Explica Asensio De La Cruz durante el 52º Congreso Nacional Separ que, de alguna manera, aún disponen de pocos mecanismos tanto preventivos como de tratamiento para aplicar hoy por hoy.

"Pero en estos últimos años ha habido una eclosión de nuevos productos y de nuevas estrategias que nos hacen penar que en los próximos años van a dar como fruto nuevas herramientas a nuestra disposición para intentar frenar esta enfermedad".

Vacunación en madres 


Asensio De La Cruz señala que lo que está más avanzado es una vacuna de aplicación para la madre parecida a la que de la tosferina que se pone en embarazadas. El objetivo es que haya una transmisión transplacentaria de los anticuerpos de la madre para que el bebé nazca protegido.

"Porque las vacunas de las dispondremos más adelante para el niño que no se pueden aplicar antes de los seis meses. Y es justo en ese periodo de tiempo cuando esta infección es más grave, puede ser más preocupante y provocar problemas más serios", continúa.


"Los tratamientos antivíricos van a redundar en menos secuelas a largo plazo"


Sin embargo, "para los casos en que no se consiga prevenir la infección con este tipo de prevención activa o pasiva - señala Asensio De La Cruz-, también se están desarrollando nuevos tratamientos antivíricos que intentan evitar que una vez que el paciente está infectado este virus no se replique, no se multiplique y no provoque las lesiones. Y en este sentido también han aparecido ensayos antivíricos durante los últimos dos o tres años que se muestran efectivos en disminuir la carga viral del paciente infectado, con lo que pensamos que esto va a redundar en menos secuelas a largo plazo y en una afectación de la enfermedad aguda menos grave".

En el año 60 hubo una vacuna que se puso en marcha pero que no obtuvo los resultados esperados. Pero ahora pues tanto vacunas para aplicar a la madre embarazada para transmitir anticuerpos y defensas para el niño, como vacunas para el niño, como nuevos anticuerpos monoclonales para evitar la infección o los efectos de la infección, como nuevos antivirales están en la rampa de salida probablemente ya muchos de ellos para poder utilizar en los próximos cinco años yo creo que tendremos nuevas estrategias.

Próximos cinco años


Los trabajos, indica Asensio De La Cruz, son fundamentalmente internacionales "en los que, de alguna manera, participan centros españoles y del extranjero para intentar buscar un número importante de pacientes y en principio hay buenos augurios". "Estamos en un momento importante y pensamos que esto en próximos años podremos ver la luz y aportar nuevas soluciones terapéuticas para esta infección", asegura.

¿Y en cuánto tiempo? "En tres, cinco años, creo que tendremos disponibilidad tanto de vacunas, como de antivíricos y de anticuerpos monoclonales, que de momento solo hay uno en el mercado: el
Palivizumab. Es muy eficaz, pero exclusivo para prematuros con enfermedad crónicas. Está por aparecer nuevos anticuerpos monoclonales que permitirán prevenir también la infección en niños mayores con riesgo pero sin ser prematuros. Incluso en adultos", vaticina. 

Una enfermedad que se puede agravar 


Un virus respiratorio sincitial pueden ser grave e implicar ingreso hospitalario. Muchas veces también en la UCI. Incluso se producen muertes por este problema y, si se supera, en ocasiones condiciona que los niños padezcan infecciones y procesos bronquiales de repetición recurrentes a lo largo de los primeros años de la vida, que en algunos casos puede llegar a condicionar asma.  Con lo cual, la morbilidad es elevada.


"Uno de los factores de riesgo fundamentales es la edad, cuanto más pequeños sean, más grave es la enfermedad"


"Uno de los factores de riesgo fundamentales es la edad: cuanto más pequeños sean, por debajo de un mes y medio, tres, cuatro meses, la enfermedad es más grave. Pero también hay riesgo en todos los pacientes que tengan alguna enfermedad debilitante, desde prematuridad, bajo peso, EPOC, cardiopatías, monodeficientes, o pacientes que tengan enfermedades neuromusculares, tienen especial susceptibilidad a este virus y les puede provocar una infección pulmonar mucho más grave", afirma Asensio De La Cruz.

Y continúa: "Una de las comorbilidades es que el paciente que tiene es la bronquitis de repetición por esta infección se lo agrava. Se ha visto que la misma infección en sí condiciona que estos niños que la padecen tengan más riesgo de acabar desarrollando asma en un futuro. Por eso, el prevenir la infección de alguna manera podría evitar que este paciente acabara teniendo asma de adulto y estos los procesos de bronquitisvan padeciendo durante la primera infancia".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.