La jefa de Servicio de Neumología en Bellvitge, Salud Santos, ofrece su visión al documento Lecciones Covid-19

“Contamos con una incertidumbre constante desde que se conoció el virus”
La jefa de Servicio de Neumología en Bellvitge, Salud Santos


03 abr 2022. 15.50H
SE LEE EN 4 minutos
Con la colaboración de
La gestión de la pandemia en España ha involucrado a una gran cantidad de especialidades sanitarias a lo largo de estos últimos años. Una de las que más responsabilidad ha adquirido es Neumología y Salud Santos, jefa de Servicio de Neumología en Bellvitge, ha hecho extensible su labor también a Atención Primaria, afirmando que en esta especialidad “y los hospitales la gestión ha sido meritoria, voluntariosa, entregada, generosa e inmejorable”.

Santos realiza una reflexión en general durante estos últimos años de la pandemia, aportando una opinión más  al documento Especial Lecciones del Covid-19, impulsado por Redacción Médica. Recordamos que este registro recopila las reacciones de los los principales protagonistas de todos los ámbitos, analizando lo que ha supuesto la pandemia originada por el coronavirus, que arrancó en marzo de 2020.

¿Qué balance hace de la gestión de la pandemia tras dos años del primer caso del coronavirus Covid-19 detectado en España?

Creo que hay diferentes sectores o ámbitos donde se ha desarrollado la gestión de la pandemia, y no en todos los sectores el trabajo realizado en este sentido ha sido el óptimo. La gestión en la base asistencial, llevada a cabo por los profesionales, y en concreto en la Atención Primaria y los hospitales, que es la que más conozco, creo que ha sido meritoria, voluntariosa, entregada, generosa e inmejorable. Nos ha faltado anticipación (nos sigue faltando), reconocimiento y una buena planificación que asegure la sostenibilidad.

¿Cuáles cree usted que han sido los puntos más fuertes de la sanidad española a la hora de hacer frente a la pandemia? ¿Y los débiles?

Las instituciones y servicios bien organizados, que han sabido trabajar en equipo, han podido defender esta situación con la necesaria solvencia. Por lo que respecta a los puntos débiles, ha habido una falta de recursos, fundamentalmente recursos humanos, y falta de previsión.

¿Queda España preparada para afrontar una nueva pandemia de cara al futuro?

Indudablemente estamos más preparados que hace 2 años, pero hará falta ver qué ocurre con este virus y otros semejantes. Que esta generación haya vivido esta colosal experiencia no significa que pasen los años y hayamos aprendido algo. Tenemos mejores estructuras, más dotación de ventiladores, de material, etc, pero el verdadero "tesoro" de la sanidad pública son los profesionales formados y entregados a su vocación. La experiencia me dice que tendemos a olvidar fácilmente.


"La experiencia me dice que tendemos a olvidar fácilmente"



¿Cree usted que la sexta ola será la última ‘gran ola’ de la pandemia?

Me encantaría decir que sí, incluso encontraría argumentos para apoyar esta tesis, pero lamentablemente contamos con una incertidumbre constante desde que se conoció la existencia de este virus.

¿Es el momento de gripalizar el Covid-19? ¿Cómo debe ser el seguimiento de la enfermedad llegado ese punto?

Quizás sí haya que gripalizar el covid-19, pero eso no significa ponerse una venda en los ojos y actuar como si no existiera. Probablemente la población sí tendría que actuar con normalidad, pero no olvidarse de las ventajas que tiene el uso de mascarilla cuando alguna persona tiene síntomas respiratorios para evitar el contagio de los virus y otras enfermedades. Y por otro lado, ser conscientes de que el virus no se ha extinguido y que tendremos más pacientes ingresados en los hospitales con cuadros graves que requerirán más recursos. Los políticos y gestores tienen la obligación de reforzar la actividad asistencial en la medida que se requiera, sin dar la espalda a pacientes y profesionales.


"No podemos ponernos una venda en los ojos y actuar como si el covid-19 no existiera"



¿Qué aprendizaje personal le deja a usted la pandemia del Covid-19?

Desde el punto de vista personal me llevo cosas buenas y otras que no lo son tanto. Lo bueno es la capacidad de respuesta y entrega que la mayoría de los profesionales sanitarios han demostrado en estos dos años, más allá de los aplausos de las primeras semanas y el escaso reconocimiento, por breve, que se les ha otorgado. Lo peor es la sensación de frustración que nos queda a muchos por la continua exigencia de una sociedad que sólo se acuerda del sistema sanitario cuando se pone enfermo, exigiendo resultados sin importar los medios que se emplean, sin valorar la implicación personal de los que nos cuidan y permitiendo que los políticos manipulen este bien tan preciado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.