Tres países europeos corrigen a España: financian Bexsero por su evidencia

Sanidad acusó a Irlanda, Italia y Lituana de incluir la vacuna 4CMenB sin basarse en la evidencia científica

Exteriores del Ministerio de Sanidad.
Tres países europeos corrigen a España: financian Bexsero por su evidencia
lun 08 abril 2019. 18.40H
El Ministerio de Sanidad español publicó recientemente un documento donde a la pregunta ‘¿Qué ocurre en otros países de la Unión Europea con la vacuna frente a meningococo B?’, afirmaba que “otros países, como Lituania, Italia e Irlanda también han introducido la vacuna en sus calendarios sin basar su introducción en la evidencia científica”.

Redacción Médica se ha puesto en contacto con los ministerios de Sanidad de estos tres países europeos para contrastar si era cierto que habían tomando la decisión de introducir la vacuna 4CMenB (comercialmente conocida como Bexesero) sin basarse en estudios y pruebas científicas, y los tres han respondido que la decisión se basó en la evidencia científica.

El Real Colegio de Médicos de Irlanda, la institución que en esa nación toma tales decisiones (según indicó el Ministerio de Sanidad irlandés a este periódico), responde a la afirmación del ministerio a través del Comité Consultivo Nacional de Inmunización (RCPI, en sus siglas en inglés). “Hubo pruebas científicas sólidas de la inmunogenicidad de la vacuna MenB y, por lo tanto, anticiparon la eficacia clínica”, explican.

Respecto a estas pruebas, se refieren a “los datos de eficacia emergentes del Reino Unido”, los cuales “respaldan su uso, especialmente cuando existe una alta carga de enfermedad y donde es probable que haya cobertura de tensión”.

Asimismo, añaden que “dada la carga de la enfermedad en Irlanda, que es más alta que muchos países europeos, y los datos científicos disponibles, se tomó la decisión de recomendarlo”. “Otros países, como Alemania, lo han recomendado solo para grupos en riesgo porque la carga general de la enfermedad en esos países, a diferencia de Irlanda, es baja”, matizan.

Añadir que “los datos de eficacia del Reino Unido” a los que se refieren son los mismos que la Asociación Española de Pediatría (AEP) recordó en su último posicionamiento el pasado 18 de marzo de este año. En él recordaban que tras las “más de tres millones de dosis” administradas, “se estima que, gracias a la vacunación, se han evitado durante esos 3 años, aproximadamente 277 casos de enfermedad por meningococo B”.

Italia: estudios sobre el ahorro de vacunar


El Ministerio de Sanidad italiano también ha respondido a esta afirmación de su homólogo español remitiendo a Redacción Médica el documento del Plan Nacional de prevención vacunal y aclarando que “el documento también contiene un resumen de las evidencias que llevaron a expresarse a favor de la introducción, incluida la opinión del Comité Nacional de Bioética”. El organismo italiano también aclara que “las decisiones sobre la introducción en el calendario de una nueva vacunación se basan, de hecho, en la evaluación de muchos factores diferentes, como lo demuestra la OMS en su algoritmo”.

En el mencionado documento se desgrana que “en Italia, se estiman unos 90 casos de meningococo B. Cada caso con secuelas prevé un costo médico directo de 484.762 euros. Se puede estimar un gasto de 44,5 millones de euros”. Así, bajo el paraguas científico del estudio ‘Evaluación de la vacunación con el meningococo B’, publicado en los Cuadernos de la Revista Italiana de Salud Pública y cuya autora principal es Maria Luisa di Pietro, indica que para la vacuna “se estima una eficacia del 87% para sujetos vacunados” de un año de vida.

El texto enfatiza además que “si todos los sujetos que desarrollaron una infección fueran vacunados, obtendrían una reducción de gastos de más de 38 millones de euros”.

Lituania: 3 factores clave para su inclusión


Lituania por su parte aclara a este periódico que “la decisión de introducir la vacuna contra el meningococo tipo B (MenB) en el programa de inmunización lituano se tomó de acuerdo con la carga de la enfermedad meningocócica tipo B en Lituania (datos de vigilancia), la experiencia del Reino Unido e Irlanda y los datos publicados sobre el impacto de la introducción de la vacuna MenB en el calendario de vacunación infantil”.

El ministerio lituano añade además que para su introducción en el calendario se tomaron en cuenta estudios científicos como la “declaración de posición del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI, en sus siglas en inglés) sobre el uso de la vacuna contra el meningococo Bexsero en el Reino Unido, fechado a 21 de marzo de 2014.
Así como el trabajo sobre “efectividad e impacto de un programa infantil reducido de la vacuna 4CMenB contra la enfermedad meningocócica del grupo B en Inglaterra; un estudio observacional de cohorte nacional”, publicado en The Lancet el 3 de diciembre de 2016.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.