El Ministerio quiere ofrecer una asistencia global en tabaquismo involucrando a todas las ramas de Ciencias de la Salud

Sanidad plantea una formación acreditada antitabaco para todos los médicos
Carolina Darias, ministra de Sanidad.


16 dic 2021. 11.00H
SE LEE EN 5 minutos
El borrador del 'Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2021-2025' diseñado por la Subdirección General de Promoción de la Salud y Prevención del Ministerio de Sanidad pondrá especial énfasis en el carácter "transversal" de la docencia sanitaria para ayudar a dejar de fumar mediante una formación continuada acreditada. Aunque está por especificar cómo se llevará a cabo, el departamento de Carolina Darias busca de esta manera dotar a todos los profesionales sanitarios de los conocimientos y habilidades necesarios para poder ofrecer una "asistencia de calidad" en la lucha contra el tabaquismo.

Tanto es así, que, según establece el borrador al que ha tenido acceso Redacción Médica, una de las cuatro metas en la lucha contra el consumo de tabaco pasa por “fomentar el abandono del tabaquismo y facilitar la ayuda a la población para dejar de fumar”. Una ayuda que para Sanidad debe ser abordada desde distintas estrategias y disciplinas complementarias con el fin de lograr "un abordaje global del tabaquismo". 

“La mejor manera de reducir la morbimortalidad atribuible al consumo de tabaco y ahora también a todos los productos relacionados con el tabaco y la nicotina, se basa en el reconocimiento del tabaquismo como una enfermedad crónica y conseguir que todos los profesionales sanitarios utilicen las mismas y demostradas estrategias de tratamiento de esta enfermedad, que han demostrado su eficacia y basados en la más que amplia evidencia científica”, reza el documento elaborado por la Subdirección General de Promoción de la Salud y Prevención.


Inclusión del tabaquismo en programas formativos 


Sanidad entiende la Atención Primaria como una puerta de acceso de las y los pacientes a los tratamientos frente al tabaquismo, pero considera que al mismo tiempo se debe crear una red de profesionales y reforzar la Atención Especializada y otros ámbitos sanitarios. “El fin es abordar el tratamiento de una forma más completa y eficiente con unos resultados mucho más satisfactorios”, detallan.

Para lograr ese carácter transversal del tabaquismo dentro de la formación sanitaria, Sanidad incluirá en los diseños de los planes de estudio de todas las titulaciones de Ciencia de la Salud contenidos específicos sobre tabaquismo. “Debemos incorporar el abordaje del tabaquismo en el plan de formación especializada del personal residente de Medicina, Psicología, Enfermería y Farmacia”, reza el documento.

Tratamiento del tabaquismo en el ámbito hospitalario 


Un impulso formativo que viene respaldado por la evidencia científica que considera el periodo de hospitalización como una de las mejores oportunidades para promover el abandono del consumo de tabaco. “Estos mejores resultados se deben principalmente a la situación de vulnerabilidad que perciben las y los pacientes en esos momentos a los riesgos de fumar, estando más motivados a hacer un intento de cesación; también ese ingreso hospitalario puede haberse producido directamente a consecuencia del consumo de tabaco o ha sido agravado por el mismo poniendo en relieve los riesgos de seguir fumando y, a estos dos motivos se suma la prohibición de consumo de tabaco en los hospitales, que aumenta el periodo de abstinencia y, por tanto, puede aumentar la motivación a la cesación” detalla el documento. 

“A efectos profesionales se quiere incluir la intervención del tabaquismo en todo el ámbito hospitalario. Hasta el momento se pensaba que era algo muy de Primaria y de Neumología, pero se reconoce el carácter transversal del tabaquismo y que esté incluido en la cartera básica del Sistema Nacional de Salud, sobre todo en el ámbito hospitalario”, señala Raúl de Simón, coordinador del grupo de trabajo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Más acceso a la financiación de tratamientos antitabaco 


Otra de las novedades en la ayuda sanitaria para dejar de fumar es una relajación de los criterios de inclusión de fumadores dentro de los tratamientos financiados por el SNS. En concreto, el Ministerio se abre a modificar los criterios de inclusión de las personas fumadoras en el programa de cesación del tabaquismo con fármacos financiados. Además, propone la incorporación a la cartera básica de prestaciones farmacéuticas del Sistema Nacional de Salud, de aquellos fármacos que, atendiendo a la evidencia científica, son adecuados para el tratamiento de la adicción al tabaco.

“Desde las sociedades científicas hemos sido muy críticos en cuanto a la financiación de los fármacos, ya que los criterios tan restrictivos dejan a casi el 80 por ciento de fumadores fuera de la financiación. Ahora sí que hay un objetivo de modificarlos. No se entra en detalle de cómo serán estas modificaciones, pero es una buena noticia que quieran facilitar el acceso”, detalla de Simón.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.