Las medidas se adaptan a las recomendaciones aprobadas por la Comisión de Salud Pública el pasado diciembre

Nuevo protocolo para evitar el colapso covid de la sanidad penitenciaria
El Secretario General de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz González.


21 ene 2022. 18.30H
SE LEE EN 3 minutos
El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprueba un nuevo protocolo para evitar el colapso de la sanidad penitenciaria. El momento actual de alta circulación del virus ha obligado a la revisión del manejo de los casos y los contactos, adaptándolos a las recomendaciones aprobadas por la Comisión de Salud Pública el pasado diciembre, que indica que se hace necesario reconducir las actuaciones a los aspectos prioritarios con la protección de aquellos más vulnerables.

En el manejo de casos, se priorizará la realización de pruebas diagnósticas para confirmación en los casos que presentan sintomatología compatible con Covid-19, con especial atención a las personas con mayor vulnerabilidad y al compañero de celda si lo hubiera.

Los casos confirmados serán aislados sanitariamente en celda durante siete días, con al menos tres días sin síntomas, sin necesidad de realizar otra prueba. Mientras dure el aislamiento se realizará seguimiento activo priorizando los casos diagnosticados en mayores de 70 años, con inmunosupresión por causa intrínseca o extrínseca, embarazadas y personas no vacunadas. Además, se deberá informar a los pacientes sobre signos de alarma de forma que puedan avisar a los servicios sanitarios en caso de empeoramiento.

¿Cómo será el estudio y manejo de casos?


En el estudio y manejo de casos se realizará la identificación de contactos estrechos y se preguntará por síntomas. Al compañero de celda se le realizará una prueba diagnóstica siempre. Al resto de contactos estrechos vacunados, si no presentan síntomas, no será necesario realizar una prueba y se les mantendrá durante 10 días en cuarentena modular.

Por su parte, a los contactos estrechos sin pauta de vacunación completa y las personas con mayor vulnerabilidad permanecerán en cuarentena celular, en su módulo o en un módulo habilitado, durante 10 días.

Se realizará seguimiento activo de los contactos estrechos para detectar síntomas y en el caso de aparecer casos sintomáticos nuevos se reiniciará el proceso con el aislamiento sanitario celular del caso y la gestión de contactos.

Por último, en los nuevos ingresos en prisión y en los regresos de permiso se mantendrá cuarentena celular durante siete días para las personas con pauta vacunal completa y 10 días para los no vacunados. Se vigilarán los síntomas y si aparecen se realizará una prueba.

El documento que afecta a los centros penitenciarios dependientes de la Secretaría General de Instituciones Sanitarias y revisado por la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta también recomienda limitar al mínimo imprescindible las relaciones entre la prisión y el exterior, incluyendo las comunicaciones especiales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.