Ingesa incumple criterios al comprar fármacos, según el Tribunal de Cuentas

El informe detalla que las Gerencias Sanitarias de Ceuta y Melilla no respetaron los procedimientos de contratación

Exteriores del Tribunal de Cuentas.
Ingesa incumple criterios al comprar fármacos, según el Tribunal de Cuentas
jue 20 diciembre 2018. 13.10H
El Tribunal de Cuentas ha aprobado el Informe de fiscalización de la actividad asistencial del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), referido a su ejercicio 2016, donde ha constatado el “incumplimiento” de los principios de transparencia en la compra de medicamentos.


El Ingesa también ha "incumplido la obligación de remitir al Tribunal de Cuentas información sobre las contrataciones"


El informe explica que en referencia a la adquisiciones de medicamentos efectuadas, durante 2016, por las Gerencias de Atención Sanitaria de Ceuta y Melilla, el 94,02 por ciento de los mismos (15.690.582,22 euros) se efectuó mediante compra directa, al margen de los procedimientos de contratación previstos en la ley de contratos públicos.

Esto “supone el incumplimiento de los principios de transparencia, concurrencia, publicidad, igualdad, no discriminación y salvaguarda de la libre competencia que deben regir en los procedimientos de contratación administrativa”, denuncia el Tribunal de Cuentas.

Asimismo, prosigue la conclusión, el Ingesa también ha “incumplido la obligación de remitir al Tribunal de Cuentas información sobre las contrataciones que superen los importes establecidos en dicha ley”.

Pero el informe va más allá y detalla que tanto las gerencias sanitarias de Ceuta y Melilla “efectuaron pagos a diferentes laboratorios farmacéuticos para la adquisición de medicamentos para el tratamiento de la hepatitis C por un importe superior al correcto (exceso de 113.928,20 euros), debido a que no se consideraron adecuadamente los techos de gasto establecidos por la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos”.

Asimismo, "la Gerencia de Atención Sanitaria de Melilla suscribió un contrato para la realización de pruebas de diagnóstico por imagen en el cual se detectó que el contraste necesario para la realización de la prueba fue financiado por la Gerencia de Atención Sanitaria de Melilla cuando debería haber sido financiado por la empresa adjudicataria (en el período 2006-2014 este importe ascendió a 172.927,96 euros)", según consta en esta documentación oficial. 

Poca transparencia


El Tribunal de Cuentas acusa que el Ingesa "no ha publicado en su página web" un organigrama identificando a los responsables de sus órganos, su perfil y trayectoria profesional;  los planes y programas anuales y plurianuales en los que se fijaran objetivos concretos; ni la relación de convenios de asistencia sanitaria concertada suscritos en el ejercicio 2016.

Esto, según el informe, vulnera la Ley 19/2013 de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. Tampoco aportó información adecuada para el Portal Estadístico del SNS, relativa fundamentalmente a: número de pacientes atendidos, clasificación por edades y sexo, clasificación de tareas por facultativo en atención de urgencias 061 y atenciones de enfermería no programadas.

Por otro lado, el docuemento publicado por el Tribunal de Cuentas, asegura que "el concierto vigente con el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos se suscribió en el año 1998 y actualmente se encuentra obsoleto, debido a que no refleja ni el ámbito competencial actual del Ingesa, ni todas las modificaciones normativas aprobadas tras su suscripción".

Soluciones


Para mejorar estas deficiencias el organismo regulador recomienda “iniciar los procedimientos necesarios para solicitar el reintegro de los importes correspondientes a la facturación en exceso de pruebas de resonancias magnéticas y de tomografía axial computarizada, así como arbitrar las medidas necesarias para recuperar las cantidades abonadas en exceso a los laboratorios farmacéuticos por la adquisición de los medicamentos para el tratamiento de la hepatitis C”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.