Dependiente de Salud Pública, se encargará también de garantizar la equidad territorial en la calidad asistencial

El Gobierno crea una subdirección para coordinar la reforma de Primaria
Pilar Aparicio, directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad.


06 oct 2021. 09.30H
SE LEE EN 5 minutos
El Gobierno de España ha creado mediante Real Decreto una nueva Subdirección General de Calidad Asistencial, que se desliga de la de Promoción de la Salud y Prevención, que tendrá también una subdirección específica. La intención de este cambio organizativo ministerial es “prestar especial atención a la mejora de la organización y coordinación de la asistencia sanitaria, la cohesión, la equidad y la reducción de las desigualdades en la prestación de la atención sanitaria, la seguridad del paciente y su participación activa”, según señala el Boletín Oficial del Estado (BOE). 

Entre sus atribuciones, destaca que será la que se encargue de coordinar la reforma de la Atención Primaria del Sistema Nacional de Salud, que tuvo su primer paso el pasado viernes en una reunión de dos días entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.

Dependiente de la Dirección General de Salud Pública, que ostenta Pilar Aparicio, esta nueva subdirección se encargará de:
  • Coordinar el desarrollo del Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria, en colaboración con otros organismos e instituciones implicadas.
  • Planificar, desarrollar y evaluar planes o estrategias de salud, promoviendo la mejora de la calidad asistencial en el Sistema Nacional de Salud de determinados grupos de pacientes o de patologías de alta prevalencia o gran impacto sanitario, social y económico, con especial atención a la organización y coordinación de la asistencia sanitaria, la equidad, la seguridad del paciente y la reducción de las desigualdades en la prestación de la asistencia sanitaria, en colaboración con otros organismos e instituciones implicadas
  • Promover la participación y empoderamiento de los pacientes y sus familias en la mejora de la calidad del Sistema Nacional de Salud, promoviendo la difusión de información contrastada, relevante, actualizada y veraz y facilitando su incorporación en las líneas de mejora de la calidad asistencial y seguridad del paciente, en colaboración con otros organismos e instituciones implicadas.
  • Establecer, desarrollar e implementar líneas estratégicas sobre excelencia clínica, generación y difusión del conocimiento y la implantación de buenas prácticas, para mejorar la calidad asistencial y disminuir la variabilidad de la práctica clínica y las intervenciones sanitarias de escaso valor en el Sistema Nacional de Salud, promoviendo la participación de los profesionales y los pacientes, en colaboración con otros organismos e instituciones implicadas.
  • Establecer los requisitos, criterios o estándares de calidad y seguridad para la autorización de centros, servicios y establecimientos sanitarios, así como desarrollar el correspondiente procedimiento de evaluación, auditoría, procesos de mejora de la calidad y la acreditación de los servicios o unidades sanitarias asistenciales o docentes, en colaboración con otros organismos e instituciones implicadas.
  • Promover una asistencia sanitaria segura en todos los niveles y ámbitos del Sistema Nacional de Salud, fomentando la implantación de prácticas seguras, así como garantizando la identificación, registro, análisis y gestión de los riesgos y los daños asociados a la asistencia sanitaria, con una orientación hacia el aprendizaje y resolución de problemas, en colaboración con otros organismos e instituciones implicadas.
  • Promover el registro y difusión de buenas prácticas, identificadas y evaluadas respecto a elementos relevantes orientados a mejorar la calidad y la seguridad del paciente, incluyendo la perspectiva de género, en los centros y servicios sanitarios, en colaboración con otros organismos e instituciones implicadas.

Reforma de la División de VIH, ITS, Hepatitis y Tuberculosis


El Gobierno también regula en esta actualización “las funciones de la División de Control de VIH, ITS, Hepatitis Virales y Tuberculosis, con competencias específicas de coordinación, planificación y seguimiento de las políticas públicas relacionadas con la prevención y control del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), infecciones de transmisión sexual (ITS), hepatitis virales y tuberculosis”. Pues como especifica el Ejecutivo a través del BOE, “todas estas enfermedades generan problemas de salud pública graves que requieren de una respuesta integrada, tanto en España como a nivel mundial, para lo que se requiere la existencia de una unidad específica relacionada con el tema”.

La Dirección General de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia también sufre cambios. Y es que se define “una de sus competencias, a la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, a través de modificaciones puntuales, a la Dirección General de Ordenación Profesional, que reordena sus competencias para una gestión más eficaz y coordinada de las mismas, a la Subsecretaría, que asume más funciones relacionadas con el desarrollo de políticas en materia de tecnologías de la información y la comunicación, y a la Secretaría General Técnica, respecto de la cual se redefinen algunas de sus competencias y se le adjudican nuevas funciones necesarias para el desempeño correcto del departamento”.

Otro de los cambios que se recogen en el Real Decreto que afectan a la industria farmacéutica es que la Dirección General de Cartera Común de Servicios coordinará el sistema de evaluación en red de los medicamentos de uso humano, sin perjuicio de la función de co-coordinación funcional de la red atribuida a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), en el marco establecido para la realización de los Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPTs).


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.