Rodrigo Gutiérrez y Javier Castrodeza, exdirectores de Ordenación Profesional, detallan la logística del examen MIR

Los capitanes de la nave del Ministerio de Sanidad explican como es preparar el examen MIR
Rodrigo Gutiérrez y José Javier Castrodeza.


20 ene 2023. 18.00H
SE LEE EN 5 minutos
Más de 27.000 personas se juegan a una carta su futuro profesional en las pruebas de la Formación Sanitaria Especializada. Aspirantes al examen MIR, EIR, FIR, PIR, BIR, QIR y RFIR se dan cita este sábado en las diferentes sedes establecidas por el Ministerio de Sanidad para celebrar los exámenes. En total, más de 500 mesas de examen en las que cerca de 2.000 personas se ocuparán de que todo vaya según lo previsto. Al frente de este enorme despliegue se encuentra la directora de Ordenación Profesional, Celia Gómez, que se encargará de supervisar hasta al más mínimo detalle para que el transcurso de las pruebas sea sin sobresaltos. 

Bien lo sabe Rodrigo Gutiérrez, exdirector de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad entre 2018 y 2020. Él tuvo que afrontar el que fue posiblemente uno de los mayores retos que ha vivido las pruebas de la Formación Sanitaria Especializada en su historia: celebrar unos exámenes en mitad de la pandemia del Covid-19. “Fueron momentos muy duros. Nadie sabía a lo que nos enfrentábamos y tuvimos que redactar un protocolo desde cero para permitir que los aspirantes pudieran presentarse al examen MIR con total seguridad. Tuvimos que tomar muchas decisiones sobre la marcha. La inmediatez aplasta la visión estratégica. Pero creo que lo hicimos lo mejor posible”, recuerda.

Pero más allá de aquella circunstancia, el día de mañana para el Ministerio de Sanidad está marcado en rojo. “Es una fecha muy señalada y muy significativa por lo que supone para tantas personas. Desde la Ordenación Profesional tenemos que estar pendientes de muchos detalles. Desde que llegan los exámenes hasta que se recogen. Controlar que todas las mesas de examen arrancan a la misma vez en toda España”, explica Rodrigo Gutiérrez.

En esta línea, José Javier Castrodeza, director de Ordenación Profesional entre los años 2012 y 2014, comparte el mensaje de su colega y destaca el músculo logístico que el Ministerio de Sanidad pone en marcha para ese día. “Aunque suene a tópico no lo es. Para el Ministerio el día del examen MIR es el más importante del año. A la misma hora en toda España se pone en marcha un examen que reúne a miles de persona y para ello necesitamos que toda la logística funcione a la perfección”.

En concreto, este sábado se movilizará todo el personal de la dirección de Ordenación Profesional para supervisar y dar cobertura a todos los interventores que vigilan las pruebas y a los miembros de las siete Comisiones Calificadoras. A través de unos códigos internos se va comunicando que los exámenes están yendo según lo establecido, pero hay ocasiones en las que se debe de notificar algún retraso o problema en alguna mesa de examen. Es ahí cuando el ministerio debe de actuar con la mayor premura posible. “Son momentos de tensión, pero afortunadamente no suele ocurrir nada”, subraya.

Aun así, hay años, como recuerda Castrodeza, que por inclemencias meteorológicas se debe de extremar la precaución para intentar que todos los aspirantes lleguen a su examen. “Hubo una convocatoria en la que una gran nevada en el norte nos obligó a movilizar a Policía y Guardia Civil para asegurarnos que no había ningún problema y que el examen podía comenzar con normalidad. Y así fue”.

El Ministerio de Sanidad, una sede de examen más


Precisamente, tal y como rememoran tanto Gutiérrez como Castrodeza, ese día el Ministerio de Sanidad se convierte también en una mesa de examen más. En su interior se dan cita a aquellas personas que tienen algún tipo de discapacidad y que necesitan elementos especiales para hacer la prueba. También acuden a esta sede los aspirantes judíos que por motivos religiosos no pueden hacer el examen hasta una hora determinada. “El propio personal se encarga de aislar a estos aspirantes en una sala aparte para que no tengan acceso a ninguna información relacionada con el examen”, explica el exdirector de Ordenación Profesional, Rodrigo Gutiérrez.

Con el examen finalizado, cuentan ambos, la dirección de Ordenación Profesional vuelve a respirar con la satisfacción de que todo ha salido según lo previsto. A partir de ahí se inicia otra fase con la recogida de los cuadernillos y la posterior corrección de los test por parte de la Comisiones Calificadoras y la publicación de los resultados. Un hecho que supone para muchos aspirantes y para el propio Ministerio de Sanidad el poner la guinda a un pastel que venían preparando desde el mismo día que acabó la convocatoria anterior. 
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.