La partida del conjunto de las administraciones públicas se disparó hasta los 77.316 millones

El Covid-19 aumentó el gasto sanitario por habitante un máximo de 245 euros


12 abr 2022. 13.50H
SE LEE EN 3 minutos
Las comunidades autónomas realizaron en 2020 un sobreesfuerzo económico para evitar que el Covid-19 colapsara los sistemas de salud. A nivel nacional, la partida pública reservado al ámbito sanitario se disparó hasta los 77.316 (7.572 más), y en dos territorios el gasto se incrementó en más de 200 euros por habitante.

Según el último informe sobre la Estadística de Gasto Sanitario Público, se trata de Castilla y León y Cataluña. En esta última, el coste por habitante aumentó en 245 euros (hasta los 1.760) respecto a 2019, el año previo a la pandemia, mientras que en la región castellanoleonesa la partida creció otros 202 euros (1.863).

Se trata de un incremento ligeramente superior al Castilla-La Mancha, que a nivel interanual incrementó su gasto sanitario por habitante en 197 euros hasta los 1.698 euros.

En otras nueve autonomías, esta partida subió en más de 100 euros por persona: Asturias (1.892 euros por habitante), Navarra (1.856), Cantabria (1.798), Galicia (1.702), Canarias (1.617), Comunidad Valenciana (1.585), Baleares (1.577), Comunidad de Madrid (1.491) y Andalucía (1.398).

Algo menos sensible fue este esfuerzo económico en País Vasco (1.948), Aragón (1.765), Extremadura (1.776) y La Rioja (1.604), donde el gasto por habitante se incrementó en menos de 100 euros. No obstante, la vasca es la comunidad que más invierte en salud en relación a su población, seguida de Asturias y Castilla y León.

Según los datos de 2020, hasta el 45,8 por ciento del gasto sanitario público del sector sanitario se originó en tres comunidades autónomas: Cataluña, Andalucía y la Comunidad de Madrid, con 13.473, 11.858 y 10.077 millones de euros, respectivamente. “La Rioja, Cantabria y la Comunidad Foral de Navarra son las comunidades con el gasto más bajo, en valores absolutos”, destaca el informe.

Gasto sanitario de las CCAA en función del PIB


El acercamiento a la distribución del gasto sanitario público entre las comunidades autónomas y la importancia que tiene el mismo dentro de cada una de las economías regionales se puede abordar, asimismo, a través del indicador de gasto sanitario como porcentaje del PIB. “Sin embargo, hay que tener en cuenta que los datos que se obtienen a nivel regional no solo se explican (como ocurre entre países) por diferencias entre niveles de renta sino también por solidaridad entre territorios, ya que la asignación de recursos entre las comunidades autónomas contempla mecanismos de nivelación que tratan de garantizar la equidad del sistema”, apunta el informe.

En este sentido, Extremadura (con un 9,7 por ciento), Canarias (9,3) y el Principado de Asturias y la Región de Murcia (ambas con un 8,9 por ciento) son las regiones que presentaron ese año un porcentaje del gasto sanitario sobre el PIB más elevado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.