Los hospitales cerraron 2020 con un 33% menos de operaciones quirúrgicas, según el Informe Anual del SNS

El colapso hospitalario de la pandemia recortó un millón de intervenciones
Médicos en el quirófano del Hospital Gregorio Marañón


26 abr 2022. 13.00H
SE LEE EN 5 minutos
La pandemia de Covid-19 provocó que la cifra de operaciones quirúrgicas realizadas en los hospitales españoles se redujera un 33 por ciento en 2020, el primer año marcado por la congestión sanitaria. El Informe Anual del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha revelado ahora que se llevaron a cabo un total de 2.798.878 intervenciones, frente a las 3.721.651 que se produjeron en 2019, antes de que estallara la crisis sanitaria del coronavirus.

La caída en las operaciones quirúrgicas coincide con un ejercicio en el que buena parte de las comunidades autónomas se vieron obligadas a reprogramar sus citas en los quirófanos debido a la alta ocupación de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) por pacientes de Covid-19, especialmente en la primera oleada que tuvo lugar en la primavera de ese año.

El informe publicado por el Ministerio de Sanidad ha revelado que prácticamente todos los indicadores sobre actividad hospitalaria se vieron condicionados por el efecto de la pandemia. Además de las operaciones quirúrgicas, también se vieron mermadas las intervenciones de carácter ambulatorio que requieren una duración inferior a 90 minutos. En el 2020 apenas se realizaron un total de 947.174 en el conjunto de los hospitales de agudos, lo que representa un 35,3 por ciento menos que en 2019.

Otra de las claves que ha dejado la crisis del Covid-19 es una caída generalizada de las pruebas médicas que se realizan en los centros hospitalarios. La más mermada fue la de la colonoscopia que se desplomó un 26, 5 por ciento hasta un total de 674.214. También se redujeron las resonancias magnéticas en un 14,1 por ciento hasta las 1.980.357 en total. Mientras que el número de partos cayó ligeramente desde los 292.284 hasta los 276.102. Es un 5,5 por ciento menos, en la línea con la tendencia de los años anteriores. 

El dato sobre las pruebas médicas se entiende al observar la cifra total de consultas realizadas en los hospitales en 2020, que se limitó a 71.754.543. Es un 12,9 por ciento menos que en el año anterior cuando se llegaron a contabilizar 82.419.438, lo que demuestra las consecuencias que tuvo el Covid-19 en la detección y tratamiento de otras patologías. El efecto todavía es mayor en las primeras consultas que se hundieron un 27,6 por ciento.

Paralelamente, la actividad asistencial en las diferentes áreas de los hospitales también se vio condicionada. El número de estancias se redujo en cerca de dos millones hasta los 24.196.661, lo que representa un recorte del 7,8 por ciento. Aunque el tiempo medio que los pacientes pasaban ingresados sí que aumentó hasta colocarse en una media de 6,8 días, frente a las 6,5 jornadas que los enfermos pasaban en el hospital en 2019.

Más allá del tipo de actividad de los hospitales, el dato más impactante del informe es el de la mortalidad, lo que refleja el efecto de la pandemia de coronavirus. Este indicador se incrementó en 2020 en 1,2 puntos hasta alcanzar el 5,6 por ciento de los pacientes que pasaron por el hospital durante ese periodo. 

Las listas de espera vuelven a niveles prepandemia


La reprogramación de las operaciones se tradujo en 2020 en un fuerte incremento de las listas de espera que alcanzó su máximo en el mes de junio tras la fase de confinamiento domiciliario. Por entonces, los pacientes debían esperar una media de 170 días para poder entrar a quirófano. Sanidad ha explicado en su informe que esta cifra está motivada por la “suspensión de parte de la actividad programada” que se produjo durante la primera oleada de la enfermedad, después de la declaración del estado de alarma.

Con el paso de los meses, el Sistema Nacional de Salud (SNS) ha logrado ir moderando esta tendencia hasta situarse de nuevo en niveles similares a los de antes de la pandemia. El último recuento, correspondiente a junio de 2021, mostraba una lista de espera de 661.162 pacientes mientras que el promedio se redujo hasta los 121 días. La proporción de pacientes que llevan más de seis meses en esta situación ha caído también hasta el 18,9 por ciento, casi un punto menos que en el último corte previo a la pandemia.

Listas de espera en los hospitales 2019-2021. Informe anuel del Sistema Nacional de Salud (SNS)


Sanidad ha explicado que a pesar de que se han mejorado todos los indicadores en los últimos meses “todavía no se ha recuperado del todo la actividad normal”, lo que queda reflejado tanto en el volumen de entradas en lista de espera que sigue ligeramente por debajo de 2019 como en la caída de la actividad quirúrgica.

La tendencia es similar a la que se ha producido en las listas de espera para poder acceder a una consulta de hospital o para ser atendido por un especialista. El tiempo de demora ha pasado del pico de 115 días que tuvo lugar en junio de 2020 a una media de 75 a mediados de 2021, que le coloca en cifras equivalentes a antes de la pandemia.

Actualmente hay una media de 62 pacientes de cada 1.000 que están pendientes de tener una primera visita en el sector de las especialidades. Mientras que un 38,2 por ciento de las personas que permanece en la lista arrastra más de 60 días sin haber logrado ser atendido por algún facultativo en el hospital.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.