Coronavirus: fijados tres escenarios de riesgo para el personal sanitario

Sanidad especifica que solo deben usar equipos de protección individual los profesionales que hayan estado expuestos

Imagen de profesionales sanitarios en China con equipos de protección individual (EPI).
Coronavirus: fijados tres escenarios de riesgo para el personal sanitario
lun 02 marzo 2020. 19.30H
Jaime Recarte
El Ministerio de Sanidad ha publicado el 'Procedimiento de actuación para los Servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus (sars-cov-2)' en el que ha definido tres niveles de riesgo a los que se enfrentan los profesionales sanitarios frente al Covid-19.

Así, según Sanidad estos niveles son "exposición de riesgo"; "exposición de bajo riesgo"; y "baja probabilidad de exposición". Dentro del primero de ellos se encuentra todo el "personal sanitario asistencial y no asistencial que atiende un caso confirmado o en investigación sintomático"; el colectivo de conductores de ambulancia, "si hay contacto directo con el paciente trasladado"; la "tripulación medios de transporte (aéreo, marítimo o  terrestre) que atiende durante el viaje un caso sintomático procedente de una zona de riesgo" y todas aquellas "situaciones en las que no se puede evitar un contacto estrecho en reuniones de trabajo con un caso sintomático".

Ante este tipo de situaciones, Sanidad ha efectuado una serie de recomendaciones para minimizar los riesgos laborales de los trabajadores. Así, ante exposiciones de riesgo recomienda "en función de la evaluación específica del riesgo de exposición de cada caso: componentes de EPI de protección biológica y, en ciertas circunstancias, de protección frente a aerosoles y frente a salpicaduras".

"Debe elaborarse e implementarse una secuencia de colocación y retirada de todos los equipos detallada y predefinida"



Exposición de bajo riesgo


En segundo término, el Ministerio sitúa al "personal sanitario cuya actividad laboral no incluye contacto estrecho con el caso confirmado", como son los acompañantes para traslado y los "celadores, camilleros y trabajadores de limpieza". Además dentro del grupo de exposición de bajo riesgo se encuentra el "personal de laboratorio responsable de las pruebas de diagnóstico virológico"; el "personal no sanitario que tenga contacto con material sanitario, fómites o desechos posiblemente contaminados (limpieza, desinfección, eliminación de residuos, atención al público, hostelería, trabajadores de las empresas funerarias)"; y toda la "ayuda a domicilio de contactos asintomáticos".

En estos casos Sanidad recomienda el uso de EPI de protección biológica "en función de la evaluación específica del riesgo de cada caso".


Sin EPI en caso de baja probabilidad de exposición


Sin embargo, Sanidad no recomienda el uso de equipos de protección individual, sino que recomienda el uso de gafas y guantes en los casos necesarios en el colectivo que engloba los "trabajadores sin atención directa al público, o a más de 2 metro de distancia, o con medidas de protección colectiva que evitan el contacto", lo que incluye: "personal administrativo; conductor ambulancia con barrera colectiva, sin contacto directo con el paciente; conductores de transportes públicos; personal de seguridad; policías/Guardias Civiles; personal aduanero, bomberos y personal de salvamento".


Seguridad de los EPI


En cuanto al uso de los EPI, Sanidad recuerda que  "después del uso, debe asumirse que los EPI y cualquier elemento de protección empleado pueden estar contaminados y convertirse en nuevo foco de riesgo. Por lo tanto, un procedimiento inapropiado de retirada puede provocar la exposición del usuario".

"Consecuentemente, debe elaborarse e implementarse una secuencia de colocación y retirada de todos los equipos detallada y predefinida, cuyo seguimiento debe controlarse". Es decir, que "los EPI deben colocarse antes de iniciar cualquier actividad probable de causar exposición y ser retirados únicamente después de estar fuera de la zona de exposición". Además, "se debe evitar que los EPI sean una fuente de contaminación, por ejemplo, dejándolos sobre superficies del entorno una vez que han sido retirados".


Resto de los trabajadores


En cuanto las medidas para el resto de trabajadores, el Ministerio señala que "dado que el contacto con el virus puede afectar a entornos sanitarios y no sanitarios, corresponde a las empresas evaluar el riesgo de exposición y seguir las recomendaciones que sobre el particular emita el servicio de prevención, siguiendo las pautas y recomendaciones formuladas por las autoridades sanitarias".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.