Son las entidades obligadas a facilitar datos al registro de profesionales, vía para adaptar la carrera laboral

CCAA, privada y colegios, 'llave' para negociar la prejubilación en sanidad
Ministerio de Sanidad.


21 abr 2022. 18.10H
SE LEE EN 3 minutos
El Ministerio de Sanidad se ha fijado un objetivo claro para conocer las necesidades en Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS): completar el Registro Estatal de Profesionales Sanitarios (REPS). Tal y como explican fuentes del organismo a Redacción Médica, se trata de una "herramienta básica para la planficación y gestión de los recursos humanos en salud", por lo que su buen funcionamiento es determinante para hacer frente a las demandas del sistema y de los profesionales. Entre ellas, destaca la posible prejubilación de médicos y enfermeros, una cuestión que el Gobierno, tal y como adelantó este medio, 'ata' a la culminación de dicho registro. 

Para poder avanzar en esta planificación, desde el ministerio advierten que "es imprescindible que las entidades obligadas a facilitar los datos que se incorporen a REPS (CCAA, centros sanitarios privados, colegios profesionales) incorporen y mantengan actualizados los datos de sus profesionales sanitarios", una cuestión que Sanidad ha trasladado en varias ocasiones a los representantes sindicales que demandan un refuerzo de las plantillas y acortar la duración de las carreras sanitarias. 

De hecho, el año pasado, el ministerio aseguró a dichos representantes su intención de presionar a las comunidades autónomas para que aportasen la información necesaria para actualizar el registro, que fue creado en 2012 con la finalidad de facilitar la planificación de necesidades de profesionales sanitarios  y coordinar las políticas de Recursos Humanos del SNS. "No nos parece bien que se esté torpedeando algo que perjudica al SNS. Es algo básico y nos han dicho que van a presionar a las CCAA para tener esa información sobre la mesa y conocer el mapa del que partimos", denunciaban entonces los profesionales. También el Consejo Económico y Social denunció que la falta de un registro de profesionales agravó la crisis del Covid-19.

Este registro, que según los datos que aporta Sanidad a este medio cuenta actualmente con más de 352.000 profesionales sanitarios registrados, incorpora datos de todos los profesionales sanitarios autorizados para trabajar en España y dispone de una serie de datos públicos que permiten garantizar a los ciudadanos que los profesionales sanitarios que les atienden tienen la titulación adecuada y pueden ejercer su profesión. Sin embargo, la culminación de este Registro Estatal de Profesionales Sanitarios lleva años de retraso a pesar de los esfuerzos de Sanidad, quien confiaba en la incorporación de todo el reporte de datos el pasado año, tal y como adelantó este medio. 


Prejubilación en sanidad


En una reciente respuesta parlamentaria, el Gobierno explicaba al PP más detalles sobre el "nuevo procedimiento" anunciado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en el que se adelantó la intención de establecer coeficientes reductores y anticipar la edad de retiro de los profesionales sanitarios.

Y este nuevo procedimiento que ahora señala el Gobierno pasa por impulsar un registro de profesionales sanitarios. "Para realizar un buen diagnóstico las condiciones laborales de los profesionales sanitarios es necesario impulsar el Registro Estatal de Profesionales Sanitarios (REPS), fundamental para la planificación y la coordinación de las políticas de recursos humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS)", explica el Gobierno.

La respuesta añade que "las condiciones laborales de los profesionales se abordan en el Foro Marco para el Diálogo Social, que depende de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud, a la que presta apoyo y asesoramiento en todas las funciones de coordinación de las políticas de recursos humanos".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.