Los médicos advierten de "falsos positivos" y Enfermería pide que los realicen profesionales sanitarios

Test Covid de farmacia: "Utilidad escasa" para el control de la pandemia
Manuela García y Manuel Cascos.


23 jul 2021. 14.20H
SE LEE EN 4 minutos
El Consejo de Ministros ha dado luz verde a la venta de test de autodiagnóstico Covid-19 sin receta en farmacias. El Ejecutivo elimina así la prescripción que necesitaban este tipo de test para ser dispensandos al público hasta la fecha, con el objetivo de aumentar la capacidad diagnóstica en esta quinta ola de la pandemia. Una medida "ampliamente demandanda", en palabras de la ministra de Política Territorial, que no ha estado exenta de polémica y que para el Sindicato de Enfermería (Satse) “no va a ser beneficiosa ni va a ayudar de manera efectiva al control de la pandemia”. Una opinión que comparten los médicos. 

Y es que, según explica la organización sindical a Redacción Médica, estas pruebas diagnósticas deben realizarse como parte de un dispositivo de salud pública y los resultados deben estar integrados en el sistema de vigilancia epidemiológica de la sanidad pública para poder actuar en consecuencia. Enfermería considera que estas pruebas tienen que ser realizadas por parte de los profesionales sanitarios cualificados y competentes.

El protocolo fijado por la Agencia Epañola de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) para los test de autodiagnóstico especifica que el paciente positivo, además de autoaislarse, debe contactar con los servicios sanitarios de su CCAA. Por ello, según el Sindicato de Enfermería, es necesario tener en cuenta la posibilidad de falsos negativos y falsos positivos que pueden arrojar los test. “La toma de las muestras y la interpretación de la información no siempre es sencilla y, mucho menos, para una persona que no es profesional sanitario”, defienden.

De otro lado, y en relación con el ofrecimiento del sector privado farmacéutico de coordinar el registro y notificación de los datos que resulten de los test de autodiagnóstico, Satse rechaza su “insistente intención de confundir a la opinión pública al hablar como si las oficinas privadas de farmacias fuesen un centro sanitario público”. “Son establecimientos comerciales en los que mayoritariamente se venden medicamentos y todo tipo de productos de higiene, estética, aseo personal…”, critica la organización.

Al respecto, el Sindicato de Enfermería pide a la administración sanitaria que no baje la guardia y apunta que toda la información sobre los pacientes pertenece al sistema sanitario público y hay que salvaguardar, “en todo momento”, la protección de datos clínicos y datos personales.


"Utilidad moderada o escasa"


Aunque califican la medida de "adecuada", desde la Confederación General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom), creen que tendrá una "utilidad moderada o escasa". "Las pruebas diagnósticas tienen que ir acompañadas de un contexto clínico", asegura su vicepresidenta Manuela García. En estos casos, al ser en ámbito privado y existir casos asintomáticos "se pueden realizar" pero con cautela. La profesional pone el mal ejemplo que supondría ir a la farmacia a comprar uno de estos test para "luego irse de fiesta". "Igual le puede dar una falsa sensación de seguridad". "No creo que vaya a aportar mucho más a la situación que tenemos actualmente", apunta.

La profesión advierte acerca del riesgo "importante" que supone la aparición de "falsos negativos". Y es que aunque los test de autodiagnóstico "sean fáciles de realizar e interpretar", la técnica puede no ser la adecuada y conducir a un resultado erróneo.

Otro de los riesgos, según señala García, es la falta de notificación de positivos, razón por la cual, ven necesario concienciar plenamente a la población. Insisten por tanto en la necesidad de que cada contagio "sea notificado a Salud Pública o al centro Covid", preferiblemente a través del "médico de cabecera" del paciente. Notificarlo al farmacéutico que ha dispensado el test supondría "tener que volver a la Farmacia" y aumentar el riesgo, puesto que la prueba "se va a hacer en casa del paciente", detalla García. "Lo importante es que se comunique", advierte.

En cualquier caso, el colectivo aclara que se trata de una prueba más "a utilizar con los criterios que había hasta ahora" a utilizar "en caso de duda". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.