Canarias, Cataluña y Baleares establecen esta como edad máxima para jubilarse en la sanidad pública

Solo tres CCAA ponen el techo de la jubilación de los médicos a los 65 años
Dos médicos en un hospital.


03 oct 2022. 13.30H
SE LEE EN 5 minutos
Tan solo tres comunidades autónomas establecen el techo de la jubilación de los médicos a los 65 años. Se trata de Canarias, donde la edad de jubilación de estos profesionales es la misma que la que ha estado fijada tradicionalmente para el resto de empleados; Cataluña, que impone esta normativa en el Institut Català de la Salut, aunque en la sanidad concertada aquellos que lo deseen pueden "alargar la edad de jubilación relativamente fácil"; y Baleares, donde la situación de sus médicos es parecida, ya que el tope marcado en la sanidad pública es de 65 años, aunque pueden prorrogar su edad de jubilación hasta los 70 años en otro tipo de asistencia.

Según la información recabada por Redacción Médica a través de los sindicatos, además de Canarias, Cataluña y Baleares, tan solo otras tres regiones no permiten a los médicos jubilarse a los 70 años, sino que lo tienen que hacer antes. Es el caso de La Rioja, donde la prórroga de la jubilación voluntaria se puede solicitar hasta los 67 años (y el Colegio de Médicos de La Rioja ha realizado una petición para ampliar la edad hasta los 70 años); País Vasco, donde la edad máxima para ejercer es de 68 años, y Extremadura, que pide una serie de requisitos más concretos.

En Extremadura los médicos para acceder a la jubilación ordinaria por edad, en el régimen general, necesitan estar en alta o situación asimilada al alta y tener cumplidos los 65 años si tienen cotizados 37 años y seis meses o más. Si no, deben tener cumplidos 66 años y dos meses con menos tiempo cotizado del que se les exigía en el año que cumplió los 65, y estos requisitos se incrementan cada año hasta llegar a 2027, año en el que para jubilarse con 67 años serán necesarios 38 años y seis meses o más cotizados. En caso contrario, la jubilación es a los 67 años.

Más margen por el déficit de profesionales


La mayoría de comunidades autónomas permiten que los médicos puedan prorrogar su período activo hasta los 70 años. De hecho, algunas de las normativas de las administraciones sanitarias ya recogen que "podrán prolongar en el servicio activo a determinado personal del mismo, por necesidades del servicio y falta de profesionales, razones en todo caso debidamente justificadas".

Es el caso de Navarra, donde la edad de jubilación de los médicos es la misma que la legalmente establecida por todo el personal funcionario de la región, es decir, 65 años. No obstante, el Departamento de Salut permite la prolongación del servicio por un año, siendo prorrogable si se mantienen las condiciones del otorgamiento, previa solicitud del interesado, y con el límite de 70 años. "En 2023 se tendrá que regular de nuevo esta posibilidad de prolongación si así se considera", asegura el Sindicato Médico de Navarra.

En la Región de Murcia, los médicos que lo deseen y se encuentren bien de salud pueden solicitar la prórroga de jubilación hasta los 70 años, ya que en 2019 la Consejería de Salud eliminó la disposición de la Ley de Presupuestos que les obligaba a jubilarse a los 65 años.

Por su parte, en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) la edad máxima para jubilarse es 65 años, un tope que los sindicatos creen que "irá aumentando con la ley y las nuevas tablas de jubilación". No obstante, por ahora, los médicos que quieran prorrogar su servicio activo pueden pedir autorización al Sermas y si cumplen una serie de requisitos "bastante exigentes" pueden alargar la edad de jubilación hasta los 70 años, una medida a la que se pueden suscribir un grupo muy reducido de médicos y, en menor medidas, de enfermeras.

En Castilla-La Mancha el interesado puede solicitar voluntariamente prolongar su permanencia en el ejercicio de sus funciones hasta cumplir como máximo los 70 años, siempre que quede acreditado que reúne la capacidad funcional necesaria para ejercer la profesión o desarrollar las actividades correspondientes a su nombramiento.

Los médicos cántabros pueden alargar hasta los 70 años y de forma voluntaria su servicio activo en las categorías deficitarias si cumplen con requisitos de capacidad funcional necesaria y concurran necesidades asistenciales probadas. En otras regiones como la Comunidad Valenciana, Galicia, Asturias, Aragón, Castilla y León y Andalucía, los médicos pueden aplazar el momento de jubilarse hasta los 70 años.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.