Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:15
Política Sanitaria > Medicina

Premiados los descubridores del "corta-pega" genético

La técnica de estos tres investigadores es capaz de reproducir, de manera eficaz y barata, el ADN

Emmanuelle Charpentier, Jennifer Doudna y Francisco Martínez Mojica.
Premiados los descubridores del "corta-pega" genético
Redacción
Martes, 31 de enero de 2017, a las 17:40
El Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Biomedicina ha sido concedido en su novena edición a Emmanuelle Charpentier, Jennifer Doudna y Francisco Martínez Mojica, cuyo trabajo pionero ha impulsado “la revolución biológica creada por las técnicas Crispr/Cas 9”, también conocido como “corta-pega” genético.

Estas herramientas permiten modificar el genoma con una precisión sin precedentes, y de forma mucho más sencilla y barata que cualquier otro método anterior. De la misma manera que los programas fáciles e intuitivos de edición de textos, el Crispr/Cas 9 es capaz de editar el genoma mediante un mecanismo que “corta y pega” secuencias de ADN.

Se trata de una tecnología tan eficaz y poderosa que se ha difundido con insólita rapidez entre laboratorios de todo el mundo, “como herramienta para entender la función de los genes y tratar enfermedades”, señala el acta.

Desde su creación como técnica de edición genómica en 2012, esta herramienta se utiliza para buscar nuevos tratamientos contra numerosas enfermedades –incluyendo el cáncer y el sida–, así como para obtener nuevas variedades vegetales o en aplicaciones medioambientales. La técnica recorta considerablemente –de años a semanas– el tiempo necesario hasta ahora para alterar el genoma a voluntad, y muchos se han referido a ella como la democratización de la edición genética porque ha colocado esta tecnología al alcance de cualquier laboratorio de biología molecular.

Laboratorios en China y Estados Unidos han empezado a usarla ya, o lo harán en breve, en ensayos clínicos con humanos de tratamientos contra diversos tipos de cáncer. Si estas pruebas demuestran que es seguro editar el genoma en humanos, pronto podrían empezar a ensayarse tratamientos basados en Crispr/Cas 9 contra muchas otras enfermedades.