Un estudio de la Universidad de Penn State señala el burnout, estrés o la pandemia covid como principales factores

Patólogos, cirujanos y oncólogos son los médicos más proclives al suicidio
El 21 por ciento de los médicos encuestados, en general, presentan signos de depresión.


12 jun 2022. 09.50H
SE LEE EN 3 minutos
Anatomía Patológica, Cirugía General y Oncología son las tres especialidades médicas que representan mayor tasa de pensamiento suicida en 2022, con un 13 por ciento en la primera y un 12 por ciento en las otras dos. Según el estudio 'Informe de médicos suicidas 2022: la tragedia de la profesión' publicado en Medscape y llevado a cabo por la Facultad de Medicina de la Universidad de Penn State (Estados Unidos), este grupo de especialistas lidera la lista de las profesiones médicas con más tendecia suicida, seguidas de Enfermedades Infecciosas y Urgencias, con un 11 por ciento y Endocrinología y Nutrición y Medicina de Familia, con un 10 por ciento.

El síndrome de 'burnout', la depresión, el estrés tanto dentro como fuera de la consulta médica y los estragos de la pandemia de Covid-19, son los múltiples factores que han contribuido a que muchos médicos sientan desesperación y no tengan ninguna esperanza, provocando así pensamientos suicidas entre los especialistas

Para llevar a cabo este informe, la investigación ha contado con la participación de 13.000 médicos que han compartido su experiencia sobre lo que los llevó a sopesar el sucidio, además de explicar cómo manejaron esos pensamientos y trataron de mantenerse mentalmente saludables y cómo ayudaron a las personas más cercanas a ellos que pasaban por la misma situación. 

Los principales resultados del informe reflejan que el 21 por ciento de los médicos encuestados, en general, presentaban signos de depresión. De ellos, el 24 por ciento notaron depresión clínica, es decir, aquella que es más severa y dura un tiempo prolongado y no está causada por ningún evento de duelo. Y el 64 por ciento de los participantes mostraron signos de depresión 'coloquial', más representada por sentimiento de desánimo y tristeza.


La tasa de pensamientos suicidas entre los médicos es más alta que la población en general, de un 7,2% frente al 4%



Igualmente, los resultados demostraron que alrededor de uno de cada 10 médicos reconocieron que habían pensado o intentado suicidarse. De hecho, estudios recientes han demostrado que la tasa de pensamientos suicidas entre los médicos es más alta que la población en general, siendo de un 7,2 por ciento frente al 4 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, el informe muestra cómo la tasa actual de pensamientos suicidas ha disminuido en comparación con las últimas registradas. Estas son las del año 2020, que registró una cifra del 22 por ciento, y del 14 por ciento en el año 2019, antes de la pandemia Covid-19. Además, según este último documento, la tasa de médicos que intentan el suicidio, pero que finalmente no logran, se ha mantenido constante a lo largo de todos estos años en un uno por ciento

Otras especialidades médicas afectadas por el suicidio


Con una tasa de pensamientos suicidas de un 10 por ciento, también se encuentran las siguientes especialidades: Obstetricia y Ginecología, Psiquiatría, Cirugía Plástica y Rehabilitación y Medicina Física. A estas le siguen Gastroenterología, Radiología, Medicina Interna, Medicina Intensiva, Anestesiología, Pediatría y Otorrinolaringología, todas con una tasa del 9 por ciento. 

Por el contrario, las especialidades médicas cuyos facultativos presentan menor tasa de pensamientos suicidas son Nefrología (2 por ciento), Reumatología y Ortopedia (5 por ciento), y Oftalmología, Dermatología, Neumología, Alergología e Inmunología y Cardiología (6 por ciento).
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.