Consideran que el aumento de financiación debe ser un "derecho" y no algo opcional en la Declaración de la Renta

'No' de los médicos a cambiar la X de la Iglesia en la Renta por la sanidad
Tomás Toranzo (Cesm) y Humberto Muñoz (CCOO)


16 oct 2021. 17.25H
SE LEE EN 3 minutos
El Gobierno ya ha desvelado cuáles serán los presupuestos de la sanidad pública de cara al año que viene. Mientras que médicos y enfermeras tildan de insuficiente la financiación fijada, algunos pacientes, piden aumentar su contribución a la caja sanitaria a través de sus impuestos. 

Así, mediante una petición en Change.org, más de 206.000 firmantes han solicitado a la Diputación de Vizcaya "aportar su granito de arena", sustituyendo la casilla de la 'Iglesia' por la de 'sanidad pública' en la Declaración de la Renta anual.

El impulsor de la iniciativa considera que la institución católica "puede sustentarse con donaciones de sus fieles y con las bonificaciones en ciertas materias como IBIS", por lo que no resultaría necesario su sostenimiento a traves del 0,7 por ciento que supone la cuota íntegra del IRPF que los contribuyentes donan de forma voluntaria, en honor a la Ley 42/2006, de 28 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2007. 

Por ello, piden que dicha asignación tributaria se derive directamente a la financiación del Sistema Nacional de Salud, con el objetivo de subsanar la "grave situación" en la que se encuentra debido a la "falta de recursos o la precariedad laboral".

A pesar de la buena acogida de la propuesta, que ya se acerca al total de firmas requeridas -300.000- , los médicos creen que cambiar una casilla por la otra, "aunque se plantee con la mejor intención", no es la solución apropiada.

Desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) explican que la casilla correspondiente a la Iglesia es algo "opcional", puesto que la marca "quien considera voluntariamente", ya que no todos los contribuyentes son religiosos o comparten la misma religión.

Por el contrario, la sanidad "es un derecho y no es algo que se pueda marcar de manera opcional", por lo que debe "debe ser igual y accesible a todos". Más que cambiar el destino de los gravámenes, el sindicato ve preferible aumentar la financiación del sector, "tal y como se está reclamando desde hace años", para así, poder garantizar así una asistencia de calidad para la población, que "goza de ese derecho". 

Financiación sanitaria como prioridad política 


Una postura parecida es la que mantienen en Comisiones Obreras (CCOO). El sindicato considera que debe haber una financiación suficiente para el Sistema Nacional de Salud y para el Sistema de Atención a la Dependencia, vía Presupuestos Generales del Estado.

Dichos ingresos, en su opinión, no pueden verse "condicionados por otros factores, como constituir una alternativa a la casilla de la Iglesia, sino ser una prioridad política para cualquier gobierno", sostiene Humberto Muñoz, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO).

Lo ideal, insiste, es que el presupuesto sanitario pase a ser "un objetivo estratégico dentro del impulso y refuerzo de los servicios públicos y el estado del bienestar". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.