Los pacientes se sienten con más confianza al ver el rostros de los profesionales sanitarios

Los médicos con mascarillas transparentes generan "más empatía y confianza"


25 jul 2021. 09.00H
SE LEE EN 2 minutos
El uso de mascarillas para mitigar la propagación del Covid-19 ha puesto obstáculos en la comunicación no verbal entre el profesional sanitario y sus pacientes. Entre estos últimos, son muchos los que prefieren que los médicos hagan uso de cubrebocas transparentes para poder verles el rostro, algo que no solo les proporciona más confianza sino también una mayor sensación de cercanía.

Así se desprende de un estudio publicado en la revista Jama Network que aborda el efecto que produce en los pacientes que los cirujanos utilicen mascarillas transparentes en lugar de las de tela. De las 200 personas que participaron en el mismo, el 72 por ciento reconoció que preferían que los sanitarios hicieran uso de las primeras. 

El mismo estudio, que fue llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, indica que el 95 por ciento de las personas que fueron atendidas por sanitarios a los que podían ver la cara afirmaron haber recibido explicaciones “comprensibles”, tasa que descendió hasta el 78 por ciento entre quienes recibieron atención de médicos con el cubrebocas normal. El uso de mascarillas transparentes también generó mayores cotas de empatía (99 frente al 85 por ciento) y confianza (94 frente al 72 por ciento).

Reticencias de los profesionales sanitarios


“Las mascarillas son esenciales para prevenir la propagación del Covid-19. Sin embargo, ha habido consecuencias en la relación cirujano-paciente”, apuntan los autores del estudio, que añaden que este ensayo constituye un aviso de la necesidad de atender a la comunicación entre ambas partes. “Los trabajadores de la Salud deben ser conscientes de la barrera que se crea al cubrirse la cara y encontrar formas de superarla”, defienden.

No obstante, existe una cierta reticencia por parte de los profesionales sanitarios ante este tipo de mascarillas. Según el mismo estudio, el 53 por ciento de los cirujanos consultados afirmó que es “poco probable” que se decanten por este cubrebocas.

Por otro lado, desde el sector de la Enfermería vienen advirtiendo de que muchos de los modelos de mascarillas transparentes no están preparadas para evitar la propagación del coronavirus. “No están certificadas ni homologadas en España y no se recomienda su uso a no ser que sea estrictamente necesario por motivos por los que las personas necesiten mostrar su expresividad y poder leer los labios”, explicaron a Redacción Médica desde el Consejo General de Enfermería. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.