Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Política Sanitaria > Medicina

Los médicos barajan una sentada ante Educación si siguen sin recibirles

Desde CESM estudian medidas para presionar al ministro a que se siente a escuchar sus necesidades de formación

Francisco Miralles, secretario general de CESM.
Los médicos barajan una sentada ante Educación si siguen sin recibirles
Laura Díez
Domingo, 15 de octubre de 2017, a las 16:50
Los representantes de los médicos siguen en su empeño de lograr una reunión con el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, y su intención es agotar las opciones posibles. Así lo ha expresado a este diario Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), que una vez más muestra su enfado por el menosprecio de la institución y la poca disponibilidad de la que ha hecho gala el titular de la cartera. 

El conflicto se remonta a principios del verano, cuando el Foro de la Profesión Médica solicitó una reunión con Educación para trasladarle sus inquietudes sobre las noticias que circulaban en torno a las nuevas aperturas de Facultades de Medicina. Durante el periodo estival, Educación contestó a su requerimiento asegurando que el encuentro no tenía cabida en la agenda de Méndez de Vigo, una respuesta que no retrasaba la cita sino que la descartaba de inicio. 

"No nos parece serio que el ministro diga que no tiene tiempo para recibir a una institución seria como es el Foro de la Profesión Médica, que representa al colectivo médico en España y que está velando por la formación de sus médicos. Lo consideramos como una dejación de funciones", señala a Redacción Médica

Sentada en el Ministerio

Para ello, en la última reunión del Foro de propuso dejar pasar un mes antes de la siguiente para que los interesados barajen opciones de presión. Entre ellas, según Miralles, está la de presentarse los representantes de la profesión ante las puertas del Ministerio de Educación y hacer una sentada para evidenciar que no se van a mover hasta que el ministro decida recibirles. 

De momento, es solo una de las propuestas que los implicados esperan poner sobre la mesa el próximo mes, porque lo que tienen claro es que no van a desistir en su intención de reunirse con el ministro.