Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Política Sanitaria > Medicina

La Inmuno-Oncología, 'invitada estrella' en ASCO

Bristol-Myers Squibb presentará en este foro los primeros resultados de sus fármacos

José Cabrera, director médico de Bristol Myers Squibb, flanqueado por los oncólogos Mariano Provencio y Eva Muñoz.
La Inmuno-Oncología, 'invitada estrella' en ASCO
Cristina de Pedro
Miércoles, 25 de mayo de 2016, a las 15:00
La inmunoterapia ha llegado para quedarse, tanto es así que una nueva generación de fármacos puede contribuir a que el Sistema Nacional de Salud obtenga un importante retorno con su inversión. Con estos tratamientos logramos quitar el ‘disfraz’ a las células cancerígenas para que el sistema inmune las identifique y las destruya.

Es por eso que la industria farmacéutica está centrada en desarrollar nuevos fármacos. En concreto, los laboratorios Bristol-Myers Squibb se han centrado en la Inmuno-Oncología y los resultados son cuanto menos expectantes. La Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) será el escenario para presentar y avalar la eficacia de estos nuevos tratamientos.

La farmaceútica presentará allí su programa de desarrollo clínico, que se celebrará entre el 3 y 7 de junio en San Francisco (EEUU). Allí destacarán el estudio que evalúa los efectos de los fármacos Nivolumab, Ipilimumab, Elotuzumab y Dasatinib en trece tipos de cáncer. “El objetivo de nuestra investigación en Inmuno-Oncología se centra en incrementar la supervivencia a largo plazo con calidad de vida. Presentaremos en ASCO los resultados de nuestros ensayos clínicos con monoterapia o en combinación”, ha asegurado José Cabrera, director médico de Bristol-Myers Squibb.

Por el momento, se ha descubierto que estos tratamientos para el cáncer son efectivos en el 80 por ciento de los pacientes, independientemente de su patología, brindándoles mayor esperanza de vida, pero este porcentaje desciende a medida que se aumentan las dosis en el tiempo. De ahí que, en palabras de Eva Muñoz, oncóloga del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, se esté “ensayando la combinación con otros fármacos y terapias como la radiología o quimioterapia”.

En España, la medicina oncológica “está liderando la investigación en este campo”, según Cabrera.  Esta compañía desarrolló el primer fármaco inmuno-oncológico y tienen en fase de desarrollo otros tres. Tienen también desde el año 2000, 2.600 pacientes en ensayos clínicos.

Un retorno para Sanidad

En cuanto a si el sistema de salud será capaz de absorber los nuevos medicamentos de la farmacéutica, Cabrera adelantó que “los precios no serán en ningún caso excesivamente superiores a los actuales de terapias teledirigidas. No vamos a romper el sistema, abordaremos esa política desde la responsabilidad de que la sociedad lo puede pagar”, mientras que Muñoz sostuvo que “cuando las terapias estén instauradas, se logrará evitar las recaídas”, con lo que el sistema puede obtener un importante retorno.

Los nuevos fármacos de esta área son capaces de mejorar la supervivencia, aumentando la esperanza de vida y ralentizando el proceso de reproducción de la enfermedad. Además, son aplicables en todos los pacientes, independientemente de su cáncer. La calidad de vida de los pacientes tratados con esta terapia aumenta hasta el punto que los efectos secundarios son predecibles y manejables.