La Seguridad Social trabaja en un nuevo Real Decreto para este año que modificará parte de la burocracia de las IT

El INSS solo libera a Primaria de las bajas en papel del modelo Muface


14 jul 2022. 17.00H
SE LEE EN 5 minutos
El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha decido finalmente elaborar un nuevo Real Decreto que modificará una parte de la gestión actual de las Incapacidades Temporales (IT). La reforma no será tan ambiciosa como pretendían desde el Foro de Atención Primaria, pero sí supondrá una liberación de la carga burocrática respecto a la gestión de las bajas laborales de pacientes pertenecientes a Muface, Mujegu e Isfas. Esta medida se conoce poco después de que los médicos anunciaran su intención de no dar bajas hospitalarias a partir de 2023. 

Según ha podido saber Redacción Médica a través de fuentes ministeriales, el plazo de alegaciones por parte de los sindicatos laborales ha concluido y actualmente se está trabajando en la elaboración del texto definitivo con el objetivo de aprobar la normativa para finales de septiembre o principios de octubre de este año.

La medida estrella incluida en el borrador de la nueva normativa, y que desde Familia ven “con ilusión”, es la eliminación de la obligatoriedad de emitir el parte de baja en papel. Cabe recordar que actualmente los mutualistas se encuentran fuera del sistema informático y tenían que acudir personalmente a la consulta del médico de Familia a por el parte para posteriormente trasládaselo a la empresa.

“Desaparece la obligación que tenemos los médicos de Familia de imprimir un parte para la empresa, que a su vez adquiere la obligación de tener que entrar en la página web de la Seguridad Social y de ahí sacar la Incapacidad Temporal”, explica Francisco José Sáez, representante de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en el Foro de Atención Primaria, la entidad que aglutina a los ocho representantes del primer nivel asistencial.

Este cambio ha sido bien recibido por medicina de Familia, ya que les “facilita bastante” la gestión de estas bajas, permitiéndoles hacer consultas telefónicas. “Ahora mismo se está obligando a un paciente enfermo a que venga a por un parte”, recuerda Sáez, quien tacha esto de un “sin sentido”. Desde las mutualidades ya manifestaron en este periódico que se abrían a llevar a cabo la inclusión en el sistema informático de la Seguridad Social. 

Acotar si la duración de las IT es adecuada


Otra de las novedades que incluye este Real Decreto sobre bajas laborales es la inclusión de una pregunta a rellenar por el médico sobre si la duración de la IT es la adecuada en relación con el motivo que ha causado la baja.

“Cada vez que emites un parte de confirmación tienes que señalar si es adecuada la duración o no. Por ejemplo, un paciente con una lesión ósea durante el tratamiento necesita un TAC o una resonancia y resulta que esta tarde seis meses o un año. Ahí tienes que registrar que la duración no es la adecuada por temas ajenos a la enfermedad”, explica el facultativo.

Una medida que desde el Foro de Atención Primaria entiende que aumenta la burocracia que asume el profesional sanitario. “Esto genera mayor trabajo para el médico de Familia al tener que contestar a más preguntas”, reivindica Sáez.

Además, desde el primer nivel asistencial recuerdan que su propuesta de que cada médico gestione las bajas del paciente que valora ayudaría en la adecuada duración de las bajas. “La legislación de 2014 deja claro que cuando das un parte de baja la duración se da en función de la patología. Por ejemplo, cuando es un paciente oncológico pendiente de quimioterapia, el primer parte de confirmación es a los 17 días y los siguientes cada 35 días. Cuando es un esguince, el primer parte de confirmación es a la semana y todos los partes son cada semana porque la evolución es de corta duración. Esto es lo que se valora cuando se ve al paciente y el médico de Familia en muchas ocasiones no lo ve”, recuerda el especialista.

El INSS asume la confirmación de las altas


El INSS también ha decidido tomar un papel protagonista para resolver uno de los actuales problemas de gestión de las IT. “Cuando las mutuas hacen una petición de alta por contingencias comunes está habiendo problemas con la inspección médica del servicio público de salud porque no responde o están medio desaparecidos”, señala Sáez.

Por ello, en el nuevo Real Decreto la institución plantea que esa contestación a la posibilidad de alta la de directamente el INSS. Además, en la normativa también añaden la inclusión de valoraciones de la relación con la empresa y sobre la resolución de las contingencias profesionales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.