21 de septiembre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 14:10
Política Sanitaria > Medicina

Cuelan 'Star Wars' como investigación médica en 3 revistas 'depredadoras'

Tres revistas de acceso abierto publican un artículo describiendo la relevancia clínica de los midiclorianos

Imagen promocional de la última película de 'Star Wars'.
Cuelan 'Star Wars' como investigación médica en 3 revistas 'depredadoras'
Redacción
Martes, 25 de julio de 2017, a las 09:10
Las revistas conocidas como ‘depredadoras’ (‘predatory journals’) son un viejo conocido del mundo científico: publicaciones de acceso abierto donde no hay revisión por pares y cuyo único objetivo es ganar dinero con las aportaciones de autores que pagan una tasa por ver su artículo publicado.

Estas revistas ‘depredadoras’ son el principal obstáculo que algunos ven a la legitimidad del acceso abierto. Ya hay varias (de los cientos que existen) que han sido desenmascaradas, y un autor acaba de hacerlo con tres más colándoles un sinsentido sobre los ‘midiclorianos’, pequeñas criaturas microscópicas que se encuentran dentro de todos los seres vivos y viven en simbiosis con ellos… en el universo ‘Star Wars’.

El autor firmante (un tal Lucas McGeorge’, trasunto de George Lucas, creador de la saga) escondía, tras un título aséptico (‘Mitocondria: Estructura, función y relevancia clínica), texto copiado de otra fuente en el que incluía frases como “las funciones clave de los midiclorianos son sensibilidad a la Fuerza” (concepto de sobra conocido para los fans de esta ficción), “las series de reacciones clave involucradas en la producción de ATP son el ciclo del ácido cítrico, también conocido como ciclo kyloreano (en homenaje a Kylo Ren, personaje de la última película de la saga)”, o “[…] y esto es por qué hay tantas proteínas de fuerza en la membrana interna dedicada a esta función”.


Dos de las revistas han retirado el artículo, al que todavía se puede acceder al estar almacenado en la caché del navegador


El autor real del artículo ha publicado en su blog, con el alias de ‘Neuroescéptico’, el resultado de su travesura: mandó el trabajo a nueve publicaciones que le ‘spameaban’ continuamente, y tres lo publicaron sin más cuestionamiento: American Research Journal of Biosciences, Austin Journal of Pharmacology and Therapeutics e International Journal of Molecular Biology: Open Access. Estas dos últimas han retirado el artículo tras el escándalo, pero Neuroescéptico explica que todavía se puede acceder a él ya que está almacenado en caché del navegador.

Otra revista le pidió una tasa de 360 dólares por publicar el artículo, cosa a lo que el autor se negó. Hubo dos que rechazaron el artículo pidiendo una revisión del mismo, y otras dos detectaron el engaño, aunque una de ellas pidió cambiar ‘midicloria’ por ‘mitocondria’. Una última revista no dio respuesta al artículo, pero invitó a Lucas McGeorge a formar parte de su consejo editorial.

Un último apunte: los midiclorianos existen. Midichloria mitochondrii es un género de bacterias (por lo pronto, solo se ha descrito una sola especie) descubierto en 2004 y presente en los ovarios de las garrapatas Ixodes ricinus. Concretamente, entre las membranas interna y externa de las mitocondrias. Evidentemente, se le puso este nombre como homenaje a los famosos midiclorianos, de los que se habló por primera vez en la película de 1999 'Star Wars: La amenaza fantasma'.