Coronavirus | "El Gobierno hizo oídos sordos de los auténticos expertos"

Tomás Toranzo, presidente de CESM y paciente de Covid-19, analiza las medidas tomadas durante la crisis sanitaria

Tomás Toranzo
Coronavirus | "El Gobierno hizo oídos sordos de los auténticos expertos"
vie 10 abril 2020. 17.10H
Tomás Toranzo, presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), concede una entrevista a Redacción Médica tras su ingreso hospitalario a causa del coronavirus Covid-19. En ella, asegura que "el Gobierno hizo oídos sordos de los auténticos expertos" y que la crisis sanitaria ha demostrado su "incompetencia". 

Contrariado porque el Ministerio de Sanidad "no ha consultado ni pedido opinión a CESM" en la toma de decisiones, Toranzo solo tiene palabras de agradecimiento para los profesionales que le atendieron en el Hospital Clínico de Salamanca, donde permaneció once días. "Todos trabajan con con una abnegación, una entrega y una atención a todos los pacientes que es de agradecer".

Antes que nada, ¿cómo se encuentra? 

Ya estoy bastante bien. Todavía aislado porque me quedan dos días de aislamiento, pero bastante recuperado, afortunadamente.

¿Sabe cómo se contagio?

Debió ser en una reunión en Madrid, porque yo vivo en Salamanca y en la semana del 2 al 8 estuve dos veces en Madrid. En cualquier sitio, como se ha contagiado la gente de Madrid.

¿Cómo valora las medidas que está tomando el Gobierno?

Bastante mal, primero hubo una falta total de previsión, se minusvaloró la extensión del coronavirus. Ahí están las declaraciones de Fernando Simón diciendo que había muy poquitos casos y leves. El Gobierno estuvo pendiente de otros temas y era el que tenía la información. Al menos las comunidades tenían información y tenían que haber hecho algo más, pero fundamentalmente quien tenía la información era el Gobierno y no puede alegar desinformación. Por ejemplo, la OMC recomendó, mucho antes del día 8, suspender todos los actos a los que acudiesen médicos, e incluso dentro de los centros, para evitar el contagio entre nosotros, porque éramos ya un elemento estratégico importante.

El Gobierno hizo oídos sordos de los auténticos expertos. Siempre se escuda en opinión de expertos que nunca ha dicho quiénes son y si eran expertos desde luego han actuado en contra de lo que dice la experiencia.

¿Se interpretó mal esa información de la que disponían o qué paso?


"No es de recibo lo que ha hecho esta Administración desinformando a la ciudadanía, no trasladando la información a los especialistas de salud"


Yo no quiero hacer juicio de valor, lo que sí es cierto es que se ha hecho fatal, lo contrario de lo que recomiendan el sentido común, la experiencia y la información. Ellos tenían información y han tenido una conducta totalmente negligente, con grados de responsabilidades incluso penales. No es de recibo lo que ha hecho esta Administración desinformando a la ciudadanía, no trasladando la información a los especialistas de salud, no proveyéndose de material necesario, de equipos de respiración, de material de aislamiento, ni de material de detección. Los protocolos que se hicieron en la fase de contención fueron totalmente inoperantes, no sirvieron absolutamente para nada. El criterio epidemiológico para detectar a los positivos era totalmente infundado, solo se hacía a aquellos que tenían clínica, y a la persona que tiene clínica sospechosa de entrada hay que aislarle mientras no se demuestre lo contrario.

Había información de que la mitad de los positivos eran totalmente asintomáticos, la fase de contención es detectar el mayor número posible de contagios y aislar selectivamente a los que transmiten la enfermedad para no llegar a esta fase donde se les ha ido todo de las manos, donde no pueden identificar a nadie y tienen que aislar al conjunto de la ciudadanía.

Yo no sé si somos ciudadanos o somos súbditos porque, además, se han perdido los derechos, es una administración que solo habla ella, copa al cien por cien los medios de comunicación públicos y privados. Aquí no opina nadie más y nos están engañando, mintiendo, desinformando y además dejándonos abandonados.

¿En qué cree que mienten?

En todo lo que dicen, cada día dicen una cosa y al día siguiente tienen que decir la contraria; lo conoce la ciudadanía y lo conoce los profesionales. Todos los días dicen que "mañana llega material" y mañana siempre es mañana. Han dicho una cosa y la contraria. Hacen las órdenes y las corrigen sobre la marcha. Es un desgobierno, una falta de capacidad de gestión, una incompetencia absoluta.


"Han desmantelado un Ministerio al que le han puesto a gestionar una crisis como nunca ha habido"


En el tema, por ejemplo, de los residentes, es vergonzoso, no sé qué es lo que pretenden. Nosotros pedimos desde CESM que se garantizase la evaluación de los residentes un mes, que es lo que se podía adelantar porque tienen derecho los que han hecho la residencia y han completado el programa docente, y su valoración por ser positiva, les da derecho a acceder a la especialidad para la que está formado. Falta un mes, con las medidas excepcionales es adelantar un mes la evaluación. Si no, al menos que se les dé el título cuando terminan su paso por formación y a partir de ahí, que les contraten, porque hacen falta médicos especialistas.

El sistema salud estaba funcionando, con ciertos problemas o con las listas de espera, evidentemente todo era mejorable. Viene la crisis del coronavirus y lo que demuestra es incompetencia, no tiene que ver ni con recortes ni con carencia. Es todo, fundamentalmente, una falta de improvisación, no tener los recursos bien planificados y una incompetencia en la gestión.

Cuando hablamos con Sheila Justo, secretaria técnica de Médicos Jóvenes y MIR de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), nos trasladó cierta esperanza en que Sanidad rectificara, ¿La habéis perdido?

La Permanente del Comité Ejecutivo mandamos una carta pidiendo todo esto que estamos diciendo (...) Ese sería el esfuerzo, pero es un Ministerio que está demostrando una incompetencia, que si ya tenía poco recursos, los ha utilizadpo para dar ocupación a los compromisos del Presidente, colocar a cantidad de ministros y crear puestos de trabajo. El Ministerio de Sanidad lo ha parcelado en cuatro ministerios, entonces los funcionarios que estaban, si ya eran pocos, los divides entre cuatro. Han desmantelado un Ministerio al que le han puesto a gestionar una crisis como nunca ha habido. O sea, demuestra una negligencia y  una soberbia del presidente del Gobierno y de todo el Consejo de Ministros, al  que se le debe  seguir pidiendo responsabilidades políticas, patrimoniales, penales y de todo tipo.

Comentaba la desprotección de los profesionales sanitarios que llevan días esperando ese material de protección. ¿Cuál es la situación real para los profesionales?

La situación real que se ha demostrado, y que han reconocido los servicios de salud, es que están escasos, todo el mundo tiene material, pero no el material de la forma adecuada. Los protocolos que elaboró el propio
Ministerio recomendaban la utilización de otra forma. Lo que estaba para un día, se utiliza tres o cuatro. Todo el mundo tiene material, eso está claro, nadie va desprotegido; pero no va protegido de la forma adecuada porque se están reutilizando de manera inadecuada. Se está haciendo como una economía de guerra dándole el uso hasta el extremo y eso pues le está poniendo en riesgo a los profesionales. 

Después también hace falta muchos test para detectar a los portadores y los circuitos son muy amplios, se trabaja impepinablemente en un sitio reducido, si no detectas al positivo que está en ese momento asintomático pues la transm isión es espectacular y no solo entre profesionales sanitarios, sino que a los propios enfermos que están en otro circuito.

O sea, se ha hecho mal y se ha hecho mal por falta de previsión. Cuando el Gobierno decidió centralizar las compras, a los cuatro o cinco días tuvo que dar marcha atrás. Esos cuatro o cinco días se perdieron porque los servicios de salud que tenían previstas sus compras, se paralizaron y han tenido que volver a retomarlas. Parece que ya, de manera un poquito regular, empiezan a llegar recursos que están buscando los propios servicios de salud, pero el Ministerio de Sanidad ha repartido cuatro migajas.

Me comentaba el tema de los test. ¿Se están haciendo a los profesionales ante la posibilidad de contagio?, ¿qué opinión tiene sobre la devolución de los primeros test?


"No se puede someter a los pacientes a que les traten personas que no tienen unas competencias"


A los profesionales no se los están haciendo, se están haciendo de manera muy retrasada, muchos tienen que estar aislados de manera preventiva por sospecha, con lo cual se retira del trabajo a muchas personas que a lo mejor no están contagiadas.  Hay limitaciones en el aparataje, porque la realización de la PCR lleva una serie de horas, habría que utilizar recursos de otras administraciones, de institutos, de universidades, de la Industria.

La gestión en las compras del Ministerio, aparte de paralizar las compras que estaban previstas; demuestran la incompetencia, compran una cosa que les han engañado y lo vuelven a comprar en el mismo sitio. Refleja lo que es esta Administración y además lo admite como que cualquiera se puede equivocar. 

Además de la prórroga de los MIR, se ha habilitado la incorporación voluntaria de médiocs jubilados y estudiantes.  ¿Se les está protegiendo suficientemente? 

Todos tienen el mismo sistema de protección, que es una protección precaria que denota es que no hay unas directrices claras de qué tiene que hacer cada uno. Un médico jubilado, que por esa edad podría señalar cierta
comorbilidad o alguna otra patología; es personal de riesgo y tiene que estar en sitios de asistencia telefónica,  en información, pero no hay una instrucción homogénea.

Desde luego, no se puede someter a los pacientes a que les traten personas que no tienen unas competencias ni nada. La asistencia hay que hacerla con las personas adecuadas. Hay muchas formas de hacerlo, pero no hay instrucciones claras, dicen que les tienen que supervisar las enfermeras, ¡que ya es el colmo! O sea,  contrato a un médico para que haga de médico y me lo supervisa una enfermera, ¡pues no, hombre! Enfermería es escasa también en este momento y se ha demostrado la importancia que tiene en el sistema de salud, pero no pueden atender competencias que no les son propias porque es que se pone en riesgo la asistencia a los pacientes.

 ¿Es fácil llevar a la práctica los protocolos, cuando se cambian cada poco tiempo?

Hay actualizaciones continuas, a veces que no aportan nada. Es muy difícil en cuanto a la clínica aportar evidencias porque se necesitan ensayos clínicos,, hay que aprovechar la información previa. También hay que estar con el empirismo y viendo la práctica clínica de cada uno. En cuanyo a las medidas de prevención o la gestión de pacientes, cada uno está haciendo lo que cree oportuno.

Una de las apuestas han sido los hospitales de campaña. ¿Los considera adecuados? ¿No hay suficientes hospitales públicos o privados o es que la crisis sanitaria se gestiona mejor desde un hospital de campaña?


"Si los hospitales públicos fuesen suficientes y fueran ampliables en buenas condiciones, no harían falta hospitales de campaña"


Si los hospitales públicos fuesen suficientes y fueran ampliables en buenas condiciones, no harían falta hospitales de campaña. Hay un grupo muy importante de pacientes que precisan hospitalización de baja complejidad y que no pueden estar en casa porque se "pueden deteriorar y, además, el deterioro cuando hay un proceso respiratorio es agudo en horas y, a veces, no da tiempo a llegar al hospital.

Entonces, se toma la decisión, yo creo que bastante acertada, de montar ese hospital de Ifema en Madrid, que  es un macro hospital de baja complejidad, pero que tiene muy poquitos de intensivos, y en cuando empeoran, se les traslada a hospitales donde puedan conseguir completando la asistencia. Yo creo que el hospital de Ifema, como ha dicho la propia Organización Mundial de la Salud, es ejemplar en cuanto al funcionamiento.

Una de las mayores preocupaciones del Gobierno es la situación de las UCI. ¿Cuál es la situación actual y cómo cree que van a evolucionar en estos días?

Pues en las UCIs tienen dos limitaciones fundamentales: de respiradores y de profesionales que sepan manejarlos.  Los intensivistas están haciendo un sobre esfuerzo, colaborandocon otros profesionales y otras especialidades que tienen competencias para hacerlo como anestesistas, cardiólogos, servicios de urgencias. SI hubiera una especialidad de urgencias todo el mundo sabría manejar bien los respiradores y serían más profesionales competentes.

Si en estos días empiezan a llegar respiradores, permitirán aliviar un poco y dar la asistencia que se merecen a todas las personas y no excluir a algunos por razón de edad o de expectativas vitales.

Han metido dos camas de UVI en los sitios más inverosímiles, utilizando respiradores que estaban retirados pero que funcionaban. Parece ser que las previsiones es que todos los servicios de salud se están reforzando de manera autónoma, comprando lo que pueden. Pero el Ministerio,  ha dificultado y retrasado la compra y
ahora parece que empiezan a llegar.

En Madrid se cerraron más de 50 centros de salud. ¿Cree que se optimiza así los recursos?


"El grueso de enfermos están en Atención Primaria y ahí tienen que mantener un control de sus pacientes"


Los médicos de Familia son exactamente igual de médicos que el resto del Sistema Nacional de Salud, lo que pasa es que la Atención Primaria hay que mantenerla operativa y no consiste en dejar todos los médicos al hospital. El grueso de enfermos están en Atención Primaria y ahí tienen que mantener un control de sus pacientes, aparte de que no solo existen pacientes Covid, sino que hay otras patologías que hay que darle esa asistencia.

Posiblemente es el momento de potenciar al máximo la gestión domiciliaria a través de consulta telefónica, pero eso no impide que los centros de salud tengan que estar operativos. Por eso, la cantidad de bajas que está habiendo en Atención Primaria pues también están poniendo en entredicho la asistencia a los ciudadanos, que siguen enfermando de patologías comunes. 

De hecho, hay compañeros suyos advirtiendo sobre la necesidad de abordar este tipo de patologías...

Es que están llegando mucha gente con infartos muy evolucionados a los servicios de urgencias, de paradas, situación de insuficiencias cardiacas graves, no solo los infartos, sino extracción de riesgo vasculares, en accidentes cardiovasculares el tiempo es muy importante. Por eso digo que la asistencia hay que mantenerla, potenciando mucho la atención telefónica e incluso la atención domiciliaria.

¿Cuál es la comunicación hoy por hoy con el Ministerio de Sanidad? ¿Cuenta con la opinión de los sindicatos o se está pidiendo consejo?

Yo hablo por CESM, como representantes de un sector especialmente cualificado, que está teniendo una especial relevancia y que es clave para dar asistencia a los ciudadanos. Ni con nosotros ni con el Foro de la Profesión. Nosotros solo hemos pedido colaboración, les hemos trasladado iniciativas y salvo la contestación del recibí, no tenemos más contacto con el Ministerio. ¡Es que es penoso!

¿No se hacen reuniones ni videoconferencias siquiera?

No, nada, ninguna, contestan alguna vez a la recepción de las propuestas que les hacemos. Han llamado alguna vez por teléfono para explicar que han recibido y que lo estudiarán pero no han atendido ninguna de
nuestras peticiones y no nos han consultado ni nos han pedido más opinión para ampliar las propuestas ni nada, es un oído de sordos.

Al principio de la entrevista hemos comentado que hace unos días recibió el alta tras su ingreso por Covid-19. ¿Cuál ha sido su experiencia en el otro lado de la sanidad, como paciente?

Estoy súper agradecido porque tuve problemas primero para hacerme el test, porque en mi test epidemiológico  con una clínica florida de 38 y medio de fiebre y habiendo estado en un lugar de riesgo; pues yo no era candidato a test, según los criterios.


"Menos mal que tomé la decisión de aislarme y procurar no contagiar. Después de  de cuatro días esperando y ya con dificultad respiratoria, me hicieron el test y era positivo"


Menos mal que tomé la decisión de aislarme y procurar no contagiar, por lo menos, al entorno. Después de  de cuatro días esperando y ya con dificultad respiratoria, me hicieron el test y era positivo. Una vez que ingreso en el Hospital Clínico de Salamanca, el personal ha sido excepcional, el trato de médicos, de Enfermería, de auxiliares, de personal de la limpieza... El trabajo que han tenido, que he visto que es excesivo en planta, y en cambio la forma de trabajar es de agradecer, ha sido excepcional. Viendo además cómo estaban trabajando, viéndoles cada día con un EPI distinto. Entre ellos cada uno llevaba uno distinto, pero todos trabajando con una abnegación, una entrega y una atención a todos los pacientes que es de agradecer.

¿Cuántos días ha estado ingresado?

Once días.

¿Ayuda ser profesional sanitario en situaciones así?

Pues no lo sé valorar porque yo solo tengo la visión del sanitario. Yo estaba también, lógicamente, asustado. Tenía información parcial porque las primeras placas las ví pero el resto el resto de radiografías, no. Tampoco tenía mucha información de la analítica y tampoco insistí mucho. Los primeros días sí tenía información porque la pedía, después te confías y te dejas hacer porque eres un paciente más en el sistema y te tienen que tratar como al resto. Y tú mismo eres consciente de que tiene que ser así porque es lo mejor. Tienes que meterte en el circuito,ser uno más y confiar en los profesionales que estándemostrando una competencia en toda regla.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.