Las sociedades científicas cargan contra la propuesta del Ministerio de Sanidad en relación a su recertificación

Certificación médica externalizada solo a Sanidad y en funciones logísticas
Jesús Díez Manglano, Julián Pérez-Villacastín, Francisco Atienza, José Miguel Láinez, Carlos Solano, Pilar Rodriguez Ledo y Milagros Martí de Gracia.


14 ene 2022. 18.30H
SE LEE EN 6 minutos
El proceso de recertificación es una prioridad para los médicos especialistas, sin embargo, sus aspiraciones no están siendo satisfechas por el Ministerio de Sanidad, que además ha ofertado su propio modelo para acreditar competencias profesionales sin contar con ellos. Las sociedades científicas no entienden el paso dado por la institución liderada por Carolina Darias y rechazan que se contrate a una empresa externa para realizar, gestionar y coordinar una formación integral. Ante estos hechos, piden explicaciones a Sanidad y solo plantean una única 'excepción' en cuanto a logística. 

Nada más conocer la noticia, la Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (Facme) se ha reunido esta semana para analizar los pliegos de prescripciones técnicas para la contratación del servicio de formación médica sobre modelos de recertificación internacionales y sobre la aplicación del modelo español de acreditación regular de la competencia profesional; y ha manifestado su "gran preocupación" por "obviarse el trabajo previo realizado durante los últimos años por las sociedades científicas". Por ello, ha solicitado una reunión urgente con Carolina Darias: "No se puede plantear un modelo de acreditación a espaldas de las sociedades", ha denunciado Pilar Garrido, presidenta de la Federación a Redacción Médica

"Creemos que los responsables de hacer la certificación de los profesionales tienen que ser los expertos. En ese sentido creemos que las sociedades científicas están por encima de cualquier empresa externa. Otra cosa es que esto lo haga el Ministerio directamente con una serie de expertos profesionales, eso ya lo podríamos valorar", explica Jesús Díez Manglano, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que solo aceptaría externalizar "la labor logística, pero nunca la formación continuada". 

"Otra cosa también sería la acreditación de actividades con una serie de criterios, y es que una empresa externa podría hacer la labor de examinar todas las actividades de formación continuada que se realicen y darles el sello de actividad acreditada o no. Esto lo podría hacer esa empresa externa, desde un punto logístico, pero basada siempre en los dictámenes de los profesionales", expone el presidente de la SEMI, quien afirma que desde la sociedad que lidera están "dispuestos y encantados" de colaborar en todo lo que haga falta con el Ministerio para este aspecto, pero se preguntan "¿quién va a saber más de Medicina Interna que la propia SEMI?". 

En esta misma línea se mueve Julián Pérez-Villacastín, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), quien afirma estar "en desacuerdo en cuanto a la externalización de la formación" pero sí ve viable la posibilidad de que "la logística se lleve a cabo con una agencia externa de regulación". Asimismo, pide que "se tenga en cuenta el patrón fundamental del conocimiento de los especialistas".

La implicación de una empresa externa en la acreditación de médicos

A este respecto, Francisco Atienza, vocal de la junta directiva de Sociedad Española Médicos de Atención Primaria (Semergen), señala que "la parte de la recertificación era un papel clave de las sociedades científicas, y debe seguir siéndolo". A esto añade que alguna de estas sociedades, como la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), Semergen y SEMI, tienen ya la logística para llevar a cabo este proceso de recertificación".

Por su parte, José Miguel Láinez, presidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN), admite a este medio no encontrar "sentido" a que el proceso de acreditación lo lleve o lo elija una empresa externa: " Las que tienen mayor capacidad de mantener la formación de sus socios son las sociedades científicas, no tengo la más mínima duda". "Hasta ahora, la formación y el mantenimiento de la acreditación de los profesionales ha sido una labor que, en el caso de SEN, llevamos haciendo más de 50 años de forma contínua y con muy buenos resultados; no tiene sentido cambiar el modelo", reivindica Laínez. 

También Carlos Solano, presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) considera que no puede externalizarse esta acreditación pues son los expertos los que conocen bien su especialidad. "Lo mejor es que esa formación sea impartida por personas de la sociedad, que son los que van a asegurar que sea una formación equilibrada y acorde a las necesidades", afirma Solano, quien solo contempla algunas excepciones en la externalización "en los que la sociedad por algún motivo no pueda abordarlo". 

Los responsables de hacer la certificación, los expertos


La convocatoria realizada por el Ministerio de Sanidad es considerada como "una falta de respeto a los profesionales que dedicamos nuestro tiempo a trabajar por la mejoría del sistema y de la formación", asevera Pilar Rodriguez Ledo, vicepresidenta de Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). 

"Es una desconsideración ya que nosotros siempre hemos intentado ir todos juntos, por el bien de nuestro sistema y nuestra población y, sin embargo, el Ministerio ha sacado este par de pliegos (uno hecho en octubre y otro en noviembre) con nocturnidad y alevosía, de espaldas a los propios profesionales. Es una falta de comunicación y de respeto absoluta", apostilla.

Desde la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), su presidenta Milagros Martí de Gracia considera que "no es necesaria ninguna empresa externa que forme a las sociedades en relación a los modelos de recertificación, que conocemos perfectamente y sobre los que llevamos años trabajando, así como tampoco en temas logísticos".

"Por ello no entendemos en absoluto que a estas alturas el Ministerio de Sanidad aparezca con esta precipitación en esta convocatoria que cuenta con un alto nivel de detalles, lo que nos hace pensar que lleva mucho tiempo desarrollándose. No podemos comprender que no se haya contado para nada con las sociedades científicas y los colegios profesionales, ni que no se haya aprovechado todo el trabajo desarrollado durante años, puesto que somos, sin duda, quienes poseemos el conocimiento y debemos liderar este proceso", sentencia.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.