Solo el 15% de las embolias de pulmón se manifiestan en forma de síncope

El registro Riete proporciona una valiosa información sobre enfermedad tromboembólica venosa

Solo el 15% de las embolias de pulmón se manifiestan en forma de síncope
jue 16 mayo 2019. 18.30H
Según datos del Registro Informatizado de pacientes con Enfermedad Tromboembólica (Riete), aunque el síncope es una de las formas en las que se manifiesta la enfermedad tromboembólica venosa, sólo un 15 por ciento de las embolias de pulmón –la forma más frecuente en la que se manifiesta– se presenta de esta manera.

No obstante, “es necesario tenerla siempre presente ante un paciente que ha sufrido uno, para poder diagnosticarla y tratarla adecuadamente”, ha afirmado Ángeles Blanco, coordinadora del Grupo de Enfermedad Tromboembólica Venosa de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que celebra su XV Fórum Multidisciplinar en Madrid y al que asisten cerca de 350 especialistas.


Factores de riesgo identificables


Esta patología es la tercera causa de muerte en España, tras el infarto de miocardio y el ictus, y su prevalencia es de 116 casos por cada 100.000 habitantes. Entre los que más la padecen se encuentran los mayores de 66 años.


El registro Riete ha permitido progresar "especialmente en poblaciones no incluidas en ensayos"


Los factores de riesgo más importantes para su desarrollo son la inmovilización, el cáncer y la cirugía, si bien también existen otros factores desencadenantes como el uso de anticonceptivos hormonales, el embarazo y los viajes prolongados. “Hay que tener en cuenta que en el 45 por ciento de los casos no se puede detectar un factor de riesgo identificable”, explica Blanco.


Menor mortalidad, mayor hospitalización


En la reunión del grupo se van a exponer los últimos datos realizados a partir del registro Riete, con el que cuenta la SEMI para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa.

“Nos proporciona datos muy valiosos sobre esta enfermedad en la vida real, ya que abarca todos los posibles escenarios y aspectos de la trombosis venosa profunda y de la embolia de pulmón, permitiéndonos progresar en su manejo, especialmente en poblaciones que no se incluyen en los ensayos clínicos”.

La mortalidad por embolia de pulmón está disminuyendo en los últimos años pero las hospitalizaciones por esta patología han ido en aumento. El descenso en la mortalidad se debe a las mejores técnicas diagnósticas, la mayor eficacia de los tratamientos y el menor número de complicaciones de la enfermedad.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.