18 de agosto de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:40
Especialidades > Medicina Interna

Primeros pasos para un Proyecto Nacional de Formación en Ecocardioscopia

Es un trabajo conjunto de las sociedades de Cardiología, Interna, Medicina Familiar y Neurología

Primeros pasos para un Proyecto Nacional de Formación en Ecocardioscopia
Redacción
Viernes, 16 de junio de 2017, a las 11:15
Las sociedades españolas de Cardiología, Medicina Interna, Medicina de Familia y Neurología están trabajando conjuntamente para la creación de un Proyecto Nacional de Formación en Ecocardioscopia, que pretende facilitar la expansión definitiva de esta técnica en el SNS estableciendo un programa conjunto teórico-práctico que acredite a los profesionales sanitarios que no sean cardiólogos para realizar estudios ecográficos básicos.

Este proyecto se ha presentado durante la V Reunión de Ecografía Clínica y Urgencias de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que ha servido de punto de encuentro para dos de los grupos de trabajo de la sociedad, así como para la puesta en común de diversas iniciativas, resultados y proyectos de ambos.

“Con esta implicación de la Sociedad Española de Cardiología en el programa se da un antes y un después en la formación en ecografía clínica para los médicos generalistas, lo que puede facilitar la expansión definitiva de la técnica”, ha señalado Juan Torres Macho, coordinador del Grupo de Trabajo de Ecografía Clínica de la SEMI.

El campo de actuación de esta técnica es muy diverso, resultando especialmente eficaz en la valoración de enfermedades cardiovasculares, pulmonares, infecciosas o autoinmunes, entre otras. “Se podría decir que el mayor beneficio se obtiene en la patología cardiovascular urgente tiempo-dependiente, dada su elevada mortalidad”.

Faltan ensayos clínicos que evalúen su efectividad

Esta técnica aumenta la capacidad para realizar una estratificación del riesgo cardiovascular sobre todo en pacientes de riesgo intermedio, en los que un hallazgo ecográfico patológico puede elevar el riesgo a un nivel alto y modificar la actitud terapéutica”.

La ecografía clínica proporciona al internista una mayor precisión y celeridad en el diagnóstico, además de aumentar la capacidad pronóstica y la monitorización de la evolución del paciente. No obstante, según Torres Macho queda pendiente “el desarrollo de ensayos clínicos aleatorizados que permitan saber si esta técnica tiene un impacto reconocido en la morbimortalidad de los pacientes”.