Muere un hombre de 63 años después de ser lamido por su perro

Los facultativos tardaron 4 días en dar con la causa de la infección, pero el paciente falleció tras 16 días ingresado

Imagen del brazo del paciente tras la infección.
Muere un hombre de 63 años después de ser lamido por su perro
mar 26 noviembre 2019. 17.10H
Un hombre de 63 años ha fallecido en Bremen, Alemania, tras sufrir una rara infección producida tras ser lamido por su perro. El caso ha sido recogido en el European Journal of Case Reports in Internal Medicine como un caso extremadamente raro.

Según recoge la publicación, el hombre acudió a urgencias tras tres días con síntomas gripales tales como temperatura elevada y dificultad para respirar. Los síntomas empeoraron y derivaron en una erupción en el rostro, dolor nervioso y muscular en las piernas, acompañado de sangrado subcutáneo, lesión renal, disfunción hepática, así como hipoxia, falta de flujo sanguíneo a los músculos y no estaba orinando.


El paciente falleció tras 16 días ingresado por un shock séptico y púrpura fulminante


Tras cuatro días ingresado y después de recibir varios tratamientos el equipo logró aislar la bacteria responsable de la infección: Capnocytophaga canimorsus. Esta bacteria, común en la saliva de perros y gatos, no suele transmitirse a los seres humanos, y en caso de hacerlo es a través de mordeduras en pacientes inmunodeprimidos.

Sin embargo, el tratamiento llegó demasiado tarde para el paciente. El fallecido ya había desarrollado sepsis y púrpura fulminante. Tras 16 días ingresado falleció por un shock séptico.


Pacientes con inmunodeficiencia


Según recoge el informe del caso, "las infecciones por mordeduras causadas por Capnocytophaga canimorsus son raras. Las infecciones graves y mortales son más frecuentes en pacientes con inmunodeficiencia, esplenectomía o abuso de alcohol", y son producidas por la mordedura del animal. Sin embargo, en este caso el paciente "no demostró inmunodeficiencia o cualquier otra predisposición típica" ni había ninguna lesión por mordedura.

Después de que el paciente fuera enviado a la UCI, recibió "un diagnóstico inicial de sepsis grave con púrpura fulminante y fue tratado inmediatamente con claritromicina y piperacilina/tazobactam para cubrir los estreptococos, Neisseria meningitidis, Haemophilus influenza y Staphylococcus aureus, y con ceftriaxona debido al diagnóstico diferencial de leptospirosis", señalan los facultativos.


"Esta infección es mortal en aproximadamente el 25% de los pacientes"


"Nuestro paciente no mostró ninguna inmunodeficiencia, esplenectomía o abuso de alcohol. Además, solo tocó y fue lamido por su perro semanas antes de la infección. Por lo tanto, asumimos que hubo una baja concentración bacteriana durante la transmisión y ninguna susceptibilidad específica a la infección grave por C. canimorsus", detallan.


Casos raros


Los autores del informe apuntan que "en muy raras ocasiones, se han reportado infecciones severas por C. canimorsus sin mordeduras ni arañazos". En todo caso indican que esta infección "es mortal en aproximadamente el 25 por ciento de los pacientes. Sin embargo, esta alta tasa de mortalidad se basa en colecciones de informes de casos y series de casos que están limitadas por el sesgo de selección y publicación y la falta de diferenciación entre pacientes inmunocompetentes e inmunodeficientes".

"Los dueños de mascotas con síntomas similares a los de la gripe deben buscar urgentemente consejo médico cuando sus síntomas excedan los de una simple infección viral, que en este caso fueron disnea y petequias graves", alertan los investigadores, que han recordado a los facultativos que "deben preguntar sobre el contacto con perros y gatos" y "tener en cuenta las infecciones por C. canimorsus también en presencia de púrpura fulminante y la ausencia de mordeduras o arañazos de animales, así como cualquier inmunodeficiencia".

"En tales casos, el médico debe iniciar inmediatamente el tratamiento empírico con penicilina en combinación con un inhibidor de betalactámicos hasta que se establezca un diagnóstico definitivo", apuntan.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.