Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 16:50
Especialidades > Medicina Interna

La salud de los famosos, ¿conciencia al público o solo es cotilleo?

Ejemplos como los de Elvis Presley, Lady Di y Angelina Jolie pueden servir como estrategia de promoción de la salud

Julio Montes Santiago, internista del Complejo Hospitalario de Vigo.
La salud de los famosos, ¿conciencia al público o solo es cotilleo?
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Lunes, 27 de noviembre de 2017, a las 17:30
Hace unos años, la mastectomía preventiva saltó a la palestra cuando la actriz Angelina Jolie anunció que se sometería a una doble intervención debido al alto riesgo que tenía de desarrollar un cáncer de mama agresivo, vistos sus antecedentes familiares.

“Los tests genéticos para cáncer de mama aumentaron un 40 por ciento”, afirma Julio Montes Santiago, del Servicio de Medicina Interna del Complejo Hospitalario de Vigo. “Es algo que pude ser beneficioso, pero había que especificar qué gente se podría beneficiar de ello”.

El de Angelina Jolie es un ejemplo más de cómo la salud de un famoso puede influir en la sociedad. Montes ha departido sobre si estos casos pueden ser útiles como estrategia de prevención y promoción de la salud o si se trata nada más que de puro cotilleo durante el 38 Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que acaba de celebrarse en Madrid.

La influencia de los personajes célebres ha sido decisiva en algunos casos, como cuando Elvis Presley se vacunó contra la polio en los años 50. Una foto suya recibiendo la inmunización hizo más que cualquier otro tipo de costosa campaña.

Julio Montes, con Blas Gil de Extremera, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario San Cecilio de Granada, que ha introducido su ponencia.


Y no es el único ejemplo: la fallecida princesa Diana de Gales, Lady Di, fue fotografiada estrechando la mano de un enfermo de sida a mediados de los 90. “Contribuyó más que ninguna otra campaña a normalizar esta enfermedad, tan estigmatizada”. El reciente anuncio de la cantante Lady Gaga de que tiene fibromialgia puede ser también decisivo para concienciar sobre esta patología.

Ejemplos negativos

No obstante, también hay zonas de penumbra en esta relación entre famosos y salud: a James Bond se le asocia, además de con el dry martini mezclado, no agitado, con un cigarro en la mano. Lo que la imagen no muestra es que su creador, Ian Fleming, murió a los 56 años de un infarto provocado, entre otras cosas, por fumar excesivamente. En los últimos tiempos, otros famosos han promocionado pseudoterapias que pueden perjudicar la visión de la Medicina científica a ojos de sus seguidores.

Montes ha finalizado su intervención recordando que “los médicos no deben revelar los estados de salud de sus pacientes, no importa la relevancia del personaje”. La decisión sobre la difusión recae en el personaje famoso, con consejo de su médico. Para favorecer una comunicación positiva para celebridad y profesional sanitario “se puede pactar la forma de comunicar”.