Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:20
Especialidades > Medicina Interna

La miniaturización agranda el hospital a domicilio

El concepto ha pasado de ser una cama a toda una cartera de servicios

Eulalia Villegas, Juan Gallud, Eduardo Montero, Manuel Mirón y Francisco Antón.
La miniaturización agranda el hospital a domicilio
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Viernes, 24 de noviembre de 2017, a las 16:40
"El mayor hospital de la Comunidad Valenciana es el hospital a domicilio". Con una capacidad de 1.500 pacientes al día ingresados en sus domicilios, la afirmación de Juan Gallud, de la Dirección General de Asistencia Sanitaria de la autonomía, da una idea de la importancia de un concepto que en los últimos años ha pasado de ser una 'cama' a toda una cartera de servicios ofrecidos directamente en el domicilio del paciente.

Mirón y Gallud explican qué es actualmente la hospitalización a domicilio.

Tras 27 años de experiencia, la región busca la manera de que los hospitales físicos se centren en el cuidado de pacientes agudos, dejando el apoyo a los crónicos "más cerca de la comunidad", ha explicado Gallud durante la mesa sobre la hospitalización a domicilio celebrada en el marco del 38 Congreso de la SEMI.

Así pues, 'hospitalización' es un concepto que se ha quedado corto gracias a las posibilidades tecnológicas y de información. "El desarrollo de la tecnología y la miniaturización de los dispositivos diagnósticos y terapéuticos nos ha permitido trasladar a domicilio cosas que hacíamos en el hospital".

Gallud, no obstante, advierte de que los cambios en la atención van más lentos que la transformación del entorno sanitario, no ha evolucionado lo suficiente para atender al paciente predominante, el crónico frágil. "Estos pacientes son pluripatológicos y tienen otro tipo de necesidades que deben asumirse de otra forma".

Integración en el hospital físico

El jefe de la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz, Manuel Mirón, reconoce la suerte que ha tenido de que su unidad se haya desarrollado desde el principio de la andadura del centro, que abrió en 2011. "Ha facilitado mucho la integración dentro del hospital".

Mirón explica que "una de las mayores dificultades que hay a veces,cuando intentas implantar un programa de hospitalización a domicilio, es que entras en una organización que ya existe, resulta difícil de romper las rutinas y las maneras de trabajar".

Ahora, el hospital de Torrejón da "en torno a las 700 altas anuales de pacientes que atendemos en sus casas. En un hospital que tiene 250 camas pero que habitualmente no tiene ocupadas más de 120, es un porcentaje alto".

Apecto de la sala durante la ponencia de Gallud.

Apecto de la sala durante la ponencia de Gallud.