La comunicación con el laboratorio, clave para detectar rápido la infección

La transversalización de la asistencia proporciona los mayores éxitos frente a la sepsis

Francisco Javier Candel.
La comunicación con el laboratorio, clave para detectar rápido la infección
vie 22 marzo 2019. 09.00H
La rapidez de la detección y el diagnóstico de una infección son esenciales para un tratamiento óptimo y sin secuelas. Francisco Javier Candel, especialista del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico San Carlos, ha indicado que hay infecciones en que, una vez pasadas seis horas, cada retraso de una hora en el diagnóstico incrementa la mortalidad en un 7,6 por ciento.


"A veces hay que tratar el síndrome, a veces la bacteria y a veces la resistencia"


Incluso, hay reciente estudios y meta-análisis que refrendan que este aumento de la mortalidad se da desde la primera hora, ha recordado durante su charla en el seno de la X Jornada de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que se celebra este jueves y viernes en Madrid.

Adecuar el tratamiento empírico con el creciente incremento de las resistencias "se hace cada vez más difícil y se correlaciona con la disponibilidad de recursos diagnósticos en las primeras seis u ocho horas de la instauración de la sepsis", comenta.

Candel es microbiólogo del Hospital Clínico San Carlos.


En cambio, "lo más importante no es tan sólo cuánta tecnología se puede aplicar al diagnóstico sino transversalizar la asistencia", afirma. "Ya no vale solamente que yo aporte el concepto sindrómico y el otro dé el dato etiológico, sino trabajar los dos de manera transversal, porque a veces es el síndrome lo que hay que tratar, a veces es la bacteria y a veces es la resistencia".


Métodos de detección rápida de infecciones


Candel ha descrito unos quince métodos de detección rápida en enfermedades infecciosas en su exposición. "Espectrometría de masas, amplificación isotérmica, biología molecular de PCR… Pero lo más importante es que haya más comunicación entre el médico que está a la cabecera del paciente, el médico que está de consultor y el microbiólogo que está en el laboratorio del hospital", sentencia.

"Esas tres estaciones hay que alinearlas para que sean transversales", comenta a este respecto. Para tener éxito, "probablemente, tenemos que hacer más comunicación", concluye.

Aspecto de la sala durante la exposición de Francisco Javier Candel.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.