Los expertos reunidos por SEMI señalan que esta técnica es un gran avance para el tratamiento de la esclerodermia

Esclerodermia, protagonista en la técnica de la capilaroscopia
Mesa de Capigeas en la XIV Reunión del GEAS de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).


21 oct 2021. 20.50H
SE LEE EN 2 minutos
La importancia que tiene la técnica de capilaroscopia en ciertas patologías, en especial la esclerodermia, ha sido la base de la mesa 'Capigeas' celebrada este jueves en la XIV Reunión del Grupo de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas (GEAS) de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

José Antonio Todoli, miembro de las Unidades de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas (UEAS) y del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario La Fe de Valencia, comparte que "el posicionamiento de este técnica capilar en la esclerodermia es muy interesante, ya que siempre cabe la esperanza de que sirva para controlar el tratamiento de ese grupo de enfermedades de la piel".

La disminución capilar en estos pacientes es uno de los síntomas más significativos que observan en su avance. Todoli asegura que llegar a esta meta no es fácil teniendo en cuenta que "nos falta esa potencia de fármacos y esas vías terapéuticas que pueden corregir la esclerodermia". 

Capilaroscopia en el Covid-19


En cuanto al Covid-19, Todoli no se ha olvidado de destacar cómo algunos pacientes con este virus han reflejado alteraciones capilaroscopicas no específicas en el 65 por ciento de los casos.

"Lo más interesante de esas alteracioes es que son diferentes: por un lado, encontramos una sintamatología del virus aguda, donde se encuentran microhemorrageas, microtrombosis y flujo lento; y, por otro lado, encontramos en pacientes con Covid recuperado, dilataciones y ramificaciones capilares", detalla Todoli.

Avances de la capilaroscopia en otras enfermedades


Además, Todoli ha reflejado la importancia de la capilaroscopia en otras patologías. Explica otros ejemplos de cambios que se producen en distintas enfermedades al realizar esta técnica. En el caso de la hipertensión arterial pulmonar, encuentran áreas vasculares y dilatación capilar. Mientras que en la hipertensión pulmonar tromboembólica crónica se encuentran áreas vasculares y ramificaciones. En este último, uno de los síntomas visibles es la disminución capilar como en la eslcerodermia.

Un total de setenta estudios se han llevado a cabo sobre la técnica capilar, siendo la miopatía inflamatoria y el Covid-19 los más destacados. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.